Entrevista-a-antonio-valdivieso-el-arte-de-comunicar-

Soy Antonio Valdivieso Florido y tengo 58 años. De educación y raíces Canarias, me formé como Ingeniero Superior en Telecomunicaciones y en Management Development en ESADE. Con más de veinte años de experiencia, por vocación, soy presentador, moderador e instructor en habilidades de comunicación en toda Europa, y especialmente en Barcelona. Mis Programas de Instrucción y Business English van dirigidos a Directivos y Altos Cargos Ejecutivos. La finalidad de todos ellos es ayudarles a transmitir sus proyectos de forma eficaz y efectiva en ámbitos multidisciplinares y multiculturales, para conseguir resultados.

“Soy yo, y no el entorno, el que tiene el poder de decidir ser feliz o infeliz hoy.
Puedo elegir entre serlo o no.
El ayer ya no existe, y el mañana aún está por venir.
Solo tengo un día, hoy, y decido ser feliz hoy”.
Groucho Marx

Groucho Marx fue un comediante americano que sabía transmitir muy bien sus emociones y conectar con las personas. ¿Cómo Antonio Valdivieso se siente identificado con este personaje y su cita para ser feliz desde hoy mismo?

Groucho Marx está considerado como el comediante más influyente de todos los tiempos, y sus frases por la rotundidad y la sencillez, se han hecho citas famosas con el paso del tiempo. ¿El secreto? Su actividad de cara al público en diferentes ámbitos, radio, televisión, espectáculo, y música entre otros. Groucho sabía perfectamente que es absolutamente fundamental conectar con la audiencia y transmitir el mensaje que en cada momento se requería. Tenía el carisma, las ganas de hacerlo, y la habilidad para comunicar. La combinación que para mi es mágica y triunfadora, es la de conocimiento y actitud.

En línea con su forma de actuar y de ver las cosas, siempre he pensado que todo lo que puedas hacer hoy por ti, estará ya hecho. Por lo tanto, si lo puedes hacer hoy, hazlo. El único día que tienes siempre es hoy: Hoy estás, y mañana no estás. Y si no estás, no juegas. Aquí está la píldora audiovisual de lo que acabo de explicarte.

¿Qué puede hacer hoy Antonio Valdivieso por sus clientes: Directivos y Altos Cargos Ejecutivos o Técnicos que necesitan transmitir el poder de su proyecto a sus potenciales clientes o inversores nacionales e internacionales?

Ayudo a mis clientes a desarrollar sus habilidades de comunicación y presentación en público para que tengan la confianza y la seguridad necesarias para afrontar el reto de comunicar sus nuevos proyectos. Especialmente cuando se trata de entornos multiculturales, en presentaciones internacionales, y entornos multidisciplinares, con audiencias muy variadas. Saber conectar y dirigirse a cada público durante las conferencias es fundamental.

También colaboro con ellos presentando, moderando, y haciendo la puesta en escena de sus eventos. Estos eventos pueden desarrollarse tanto a nivel social, (para público en general), comercial, (por ejemplo, para distribuidores donde se aprenden puntos específicos de determinado producto), profesional (conferencias técnicas sobre temas específicos), y también de prensa (presentaciones con periodistas especializados en determinados sectores).

Gracias a mi experiencia internacional y a ser bilingüe, además de técnicas de comunicación, enseño Business English a Presidentes y CEOs de PYMES para dar conferencias, o presentar sus proyectos a nivel internacional y asegurar que sus mensajes se transmitan correctamente y los objetivos que plantean se consigan.

Muy importante resulta esto por ejemplo, en el caso de los Programas de Subvención a PYMES  de la Comisión Europea de Innovación, donde las empresas presentan sus proyectos ante un jurado multidisciplinar y multicultural para optar a una subvención.

Entre tus actividades, ayudas a Presidentes y CEOs de PYMES a desarrollar habilidades de comunicación en público para conseguir que sus mensajes sean entendidos y asimilados fácil y correctamente en la Unión Europea. ¿Cómo consigues superar sus dificultades, nervios y miedo escénico que supone hablar en público?

Con mi método utilizo técnicas avanzadas que se basan en analizar cómo la persona se expresa de manera natural, e identificar qué miedos y dificultades siente antes y durante su puesta en escena. Una vez analizada la situación, voy progresivamente dando las pautas para mejorar su forma innata, ya que cada persona es única y tiene su propio carisma. Solo hace falta aprender y entrenar. El hábito hace al maestro.

Cualquier ejecutivo o profesional que se dedique a lo suyo sabe perfectamente cómo enfrentar cada situación relacionada con su trabajo. Están acostumbrados a dirigir y escuchar. Ahora bien, a la hora de comunicar, al ser una actividad no exactamente cotidiana y no estar enteramente bajo control, genera cierta inquietud y nerviosismo. Tanto por la parte profesional de comunicar efectivamente, como por la personal de hacerlo correctamente, hay errores evitables con buenas prácticas.

Conmigo la persona aprende de forma cercana y personalizada a combinar su propia naturalidad con el buen hacer que practicamos. No se trata de crear grandes estrellas, se trata de sacar lo mejor de cada persona. Es por ello que considero que enriquezco el potencial que cada persona ya tiene.

Para conocer en más detalle cómo sacas lo mejor de cada persona a la hora de hablar en público durante la presentación de un proyecto. ¿Cómo es un proceso individual contigo?

En todas mis sesiones el denominador común es lo que yo defino como “Change your Mind” o “Cambia el Chip”. Como introducción, hago un repaso práctico-teórico de los puntos importantes para conseguir el éxito en la comunicación para que una presentación, alocución, o corta intervención sean efectivas. Se trata de romper esquemas y creencias que erróneamente existen a la hora de comunicar un mensaje. Nos comunicamos desde que somos pequeños pero pocas veces hemos aprendido cuál es la forma correcta.

Después de esta primera fase teórica, veo in-situ una presentación preparada por la propia persona y analizo en detalle cinco áreas de mejora. Primero trabajo con tres aspectos de mejora para lograr un aprendizaje sólido y sin agobios. No es hasta que estos tres están consolidados que avanzamos con los otros dos.

El método es válido tanto para presentaciones, como para mis clases de Business English, y también para saber cómo afrontar rondas de preguntas y respuestas. Mis programas de instrucción comprenden formación específica individual y formación para equipos.

En tu presentación has mencionado que diriges tus servicios a directivos, altos cargos ejecutivos, ingenieros, presidentes de PYMES… Cuéntanos más acerca de las personas que pasan por tus programas de formación.

Exacto, mis servicios van dirigidos a personas que por la naturaleza de sus trabajos tienen la necesidad de presentar sus proyectos en diferentes foros internos y externos a sus ámbitos de trabajo, y con audiencias muy variadas. Es común encontrar en mis programas, Altos Cargos Directivos, Ejecutivos, Project y Product Managers así como Técnicos y Financieros, muy expertos en sus respectivas áreas, pero con un desconocimiento importante de las técnicas básicas de comunicación.

Existe siempre un sentimiento de inseguridad a la hora de salir a escena con micrófono y audiencia. Es un malestar que se genera por no tener la situación controlada, y que se agrava porque contrasta con las tareas de dirección habituales del día a día. Las personas que quieren conseguir mejorar sus resultados, que tienen ganas de superarse y que quieren ser la mejor versión de sí mismos tanto en el ámbito profesional como en el personal. En mis Programas de Instrucción encuentran la fórmula del éxito que les falta. 

Tienes más de 20 años de experiencia como Presentador e Instructor en Habilidades Comunicativas. Primero te formaste como Ingeniero en Telecomunicaciones para trabajar en I+D. Pasaste a ser experto de producto en el Departamento Comercial de la misma multinacional para finalmente en tus últimos años corporativos dedicarte a la Comunicación Internacional. ¿Cuál ha sido la experiencia profesional que más impacto ha tenido en ti durante esta trayectoria?

Pienso que en toda actividad, siempre hay un momento donde existe una especie de “click” que te hace reflexionar, y que te dice, voy bien por donde voy, o lo contrario. Recuerdo mi primera presentación con más de doscientas personas: Un foro técnico internacional multidisciplinar en Madrid, hace ya 24 años.

Jugaba fuera de casa, e iba de absoluto representante de la empresa para la que trabajaba, con la misión de vender capacidad tecnológica y de desarrollo. Fue el momento de click donde ves que la tecnología en sí no es lo más importante, sino cómo se comunica y qué beneficios tiene. Y lógicamente el generar confianza con tu discurso.

Aún hay alguno que recuerda como desmonté el atril oficial y puse una mesa auxiliar en medio para explicar más didácticamente lo que quería. Era fundamental conectar con la audiencia para que entendieran de forma correcta lo que yo quería transmitir. Vale decir que conté con una gran colaboración por parte de la organización, y les dejé un gran regalo: Reflexionar y cambiar sus procedimientos. Fue un Win-Win total.

A partir de esta experiencia puse en práctica el binomio que me caracteriza como conferenciante: entretener y  aprender. En todas mis ponencias, el espectador disfruta mientras aprende. Esta metodología permite que pasen los minutos sin que se aparezca el aburrimiento. En muchos casos, después de dos horas hablando, la audiencia ni se percata de que ha pasado tanto tiempo sin mirar el móvil.

Para conocer mejor el Formador y Presentador que hay detrás del “Arte de Comunicar” ¿Cuál ha sido la experiencia personal que más impacto ha tenido para  Antonio Valdivieso?

Lo más impactante ha sido haber vivido y trabajado muchos años en diferentes países con culturas muy diferentes a la nuestra: Reino Unido, Alemania, Portugal, Egipto, Emiratos Árabes, Omán, y especialmente en la India. Una experiencia especialmente enriquecedora porque aprendes que la vida se ve y se vive desde puntos de vista completamente diferentes al tuyo. Sobretodo que hay otros valores y otras prioridades que ni siquiera estaban en tu lista de la compra, por comentarlo de forma coloquial. Considero que con estas experiencias, aprendes a escuchar, aprendes a respetar, y aprendes a valorar. Al final lo importante siempre son las personas.

La comunicación es clave para explicar que quieres y saber entender que quiere el otro. Cómo experto en comunicación ¿Por qué es tan importante el tema de la Comunicación para desarrollar y hacer realidad una idea en el mundo empresarial?

El gran objetivo de comunicar está en la transmisión de un determinado mensaje, y el gran reto de la comunicación es hacerlo de forma efectiva, es decir, emocional y contundente. Cuando por ejemplo se tiene que presentar ese gran proyecto en el que se ha estado trabajando tres años, y solo hay diez escasos minutos para convencer al cliente, inversor o sponsor, de que el proyecto es bueno y vale la pena considerarlo, resulta fundamental comunicar de forma eficiente y eficaz.

O justamente lo contrario, cuando se tiene una idea absolutamente extraordinaria y novedosa, y se necesitan esos ansiados fondos para hacerla realidad, hay que convencer clara y diáfanamente a las personas que en ese momento sean las encargadas de tomar una decisión. Ambas situaciones se pueden dar en un entorno cotidiano como la junta de vecinos de una comunidad de propietarios, una pequeña startup, PYME, o un gran grupo de empresas con proyectos de gran envergadura y proyección económica. En el link encontrarás el artículo completo y el secreto del éxito.

¿Qué beneficios obtienes cuando sabes expresar de forma clara y apasionada tu proyecto?

Justamente el binomio claridad y pasión es parte del secreto del éxito. Como espectador cuando entiendes lo que te explican, y además ves que la persona que lo hace está implicada y lo vive, la sensación es muy buena, y existe una gran predisposición al aprendizaje y a la acción. Igualmente lo contrario también es cierto, y muy decepcionante. Se trata pues de generar un entorno agradable, y de asegurar que tu mensaje se entiende claramente.

Muchas comunicaciones tienen un soporte visual ¿Cuál es el valor añadido que da la creación del material audiovisual de forma correcta y profesional?

En general, y de forma muy marcada especialmente en los ámbitos técnicos, hay la tendencia a excederse en el contenido del material de apoyo. A esto a veces se suma el tamaño incorrecto de letras, y también en muchas ocasiones hay fallos de contraste y fondo con los colores. La regla que siempre predico es, “Few words, Big message”, es decir, mensaje justo y contundente. No hay que olvidar el valor añadido del presentador, y también es fundamental, un lenguaje claro y sin tecnicismos.

Tus presentaciones se caracterizan por la facilidad de hacer disfrutar a la audiencia. Cuando nos gusta lo que vivimos y escuchamos, somos más felices. ¿Cuál es tu definición de felicidad y cómo logras serlo en tu día a día?

Para mí, más que la felicidad como tal, lo que realmente existe son momentos felices. Por tanto, hay que asegurarse de tener todos los que más se puedan, y claramente, que duren lo más posible. Mientras más lo hagas, más cerca estarás de esa utopía que es la felicidad.

Cuando se trata de hacer cualquier actividad, y especialmente en el caso de la comunicación, que mejor que disfrutar lo que se esté haciendo, y que mejor que ser feliz cada instante haciendo lo que toque en cada momento, ya sea en la audiencia, o de maestro de ceremonias. Y claramente si representa un reto, aún más. La satisfacción de lo conseguido es una sensación única. Afrontar cada situación y cada reto con actitud positiva es el secreto para el día a día.

Aquí aprovecho para citar unas palabras de Pearl Buck muy en línea con esta manera de pensar:

“Muchas personas no disfrutan de los pequeños placeres de la vida, por ir siempre en búsqueda de la gran felicidad”.

Para ir acabando, además de la felicidad del momento, hay un componente muy importante en el aprendizaje de cualquier habilidad, la motivación. ¿Qué es la motivación para Antonio Valdivieso?

La motivación para mí es el deseo de realizar alguna actividad por la satisfacción y el disfrute que genera. Cuando hay que hacer algo que gusta, siempre se está dispuesto. Incluso cuando es algo nuevo, las ganas de hacerlo, también son parte de la motivación. Siempre digo que la motivación mueve montañas. 

Cuando se quiere algo con convicción, se lucha hasta que se consigue, simplemente porque entusiasma. Y cuando se consigue, es extremadamente satisfactorio. Bien sabido es que el cerebro lo necesita y lo agradece. El solo hecho de sentirse atraído por alguna actividad hace que milagrosamente exista el tiempo necesario, y que dé igual si es lunes o domingo. Pienso que la motivación sale de uno mismo, y la tarea de cada día es plantar cara a posibles elementos desmotivadores que puedan aparecer.

Gracias Antonio por responder a esta entrevista con tanta pasión. Ha sido toda una masterclass de comunicación. 

Entrevista realizada por Carla L. Mas


Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X