Soy Sonia Lamela Hadler, tengo 45 años y vivo en Barcelona, aunque  también he vivido en Alemania en algunas etapas de mi vida, rindiendo homenaje a mis orígenes. Mi profesión actual es acompañar a personas en el re-diseño de sus proyectos profesionales para que pasen a ser parte de su Propósito vital, un reflejo de  su autenticidad personal. Actualmente participo en tres proyectos de transformación profesional (PTP) como parte de mi propósito: HADLER Marketing-Coaching Agency, WHITE ENERGY y La Akademia Barcelona. 

“If you are always trying to be normal,
you will never know how amazing you can be”
Maya Angelou

Cuéntanos un poco más acerca de tus tres proyectos 

El primer proyecto es HADLER Marketing Coaching Agency, desde donde acompañamos a personas que quieren re-diseñar sus proyectos profesionales para que recuperen los valores y la autenticidad, elementos clave para la diferenciación y el éxito profesional y personal. Utilizando herramientas de coaching, consultoria, innovación y marketing re-diseñamos proyectos profesionales desde la estrategia hasta los planes de acción y la implementación de los planes de marketing.   

El segundo proyecto en el que participo es WHITE ENERGY -Transformación, rendimiento y cultura- una empresa que da servicio a empresas en procesos de transformación a través de programas de formación in-house. Los cuales impactan en la capacidad de adaptación y en el rendimiento las personas, aceleran los procesos de transformación y re-afirman la cultura empresarial.

Por último soy la Directora de La Akademia Barcelona, un proyecto creado 100% por personas voluntarias que ofrece 100 horas de formación de Educación emocional a jóvenes entre 18 y 23 años. 

En Hadler Agency buscáis el alma de los proyectos. ¿Qué significa y por qué es importante que tengan alma?

Desde mi punto de vista los proyectos sin alma no tienen ningún sentido, pierden su razón de ser. Un proyecto con alma significa que existen personas que invierten sus recursos de tiempo, creatividad, ilusión, etc. para crear algo que tiene un propósito, para ellos y para la sociedad. Normalmente los proyectos nacen con un propósito muy claro, pero a veces a lo largo del tiempo los cambios internos, una menor dedicación, el miedo de la competencia, o simplemente el día a día, hace que los proyectos ya no respiren el alma que hizo que salieran a la luz. La realidad es que cuando una marca, una empresa, un proyecto tiene propósito, tiene alma, resulta emocionante y respira autenticidad. De manera mágica esos proyectos atraen y conectan con las personas. Y te preguntaras, ¿por qué sucede? Porque detrás hay unos valores, una visión y una misión que atraen y conectan con las personas.

Muy interesante vuestra filosofía, entiendo que tienen más éxito los proyectos con propósito personal. Más concretamente, ¿cómo ayudáis a los clientes a crear proyectos con alma?

Nosotros acompañamos a las personas que lideran el proyecto a recordar y/o identificar los valores, la misión y su propósito vital. Es muy necesario que los proyectos estén directamente conectados con la esencia de las personas que lo lideran, ya que es el motor que les dará un sentido indiscutible, único, diferente y auténtico. Los proyectos pueden y deben evolucionar a lo largo del tiempo para adaptarse a las circunstancias del momento y es necesario que se transformen de manera continua. Sin embargo, recordar el motor, el sentido, el propósito, la misión como motor de su existencia, nos permitirá crear planes estratégicos, planes de acción, planes de innovación de alto impacto interno y externo. Además, los equipos se vinculan a los proyectos y planes de acción desarrollando una creatividad y eficiencia mayor.

Nosotros acompañamos a profesionales que quieren re-lanzar su proyecto utilizando y combinando herramientas de coaching teleológico, consultoría, innovación y marketing. También nos piden ayuda personas que quieren lanzar un nuevo proyecto profesional o incluso que quieren descubrir cuáles son sus talentos y fortalezas para re-diseñar su carrera profesional.

Has mencionado algunas de las técnicas que utilizais para para realizar los diferentes procesos de desarrollo y conexión, ¿cuál es vuestra esencia y la más importante? 

La herramienta más importante que tenemos es la IMPLICACIÓN PERSONAL con los proyectos y las personas con las que trabajamos. Nos apasiona conectar con el alma de nuestros clientes para poder crear proyectos con ellos y sentir que estamos llenando de energía positiva sus vidas, haciendo realidad sus sueños. Nuestra autenticidad está en la implicación y pasión que sentimos en hacer la realidad los proyectos vitales de las personas. Dicho esto, tenemos claro que los proyectos necesitan metodología para poder ser llevados adelante, contamos con una experiencia de 20 años en multinacionales, con herramientas de Consultoría, Innovación, Marketing, Coaching teológico y Coaching x Valores. La combinación de estas metodologías de trabajo crean planes estratégicos y planes de acción con resultados extraordinarios, tanto a nivel personal como a nivel profesional.

Me ha llamado la atención el Coaching Teológico y el Coaching por valores, ¿en qué consisten?

Por un lado, el Coaching Teleológico es un modelo de coaching centrado en el ser y orientado a un fin. Su objetivo es que las personas logren liderar su vida. Es decir, que se hagan responsables de sí mismas, de sus sentimientos, decisiones y consecuencias, acciones y resultados. Por el otro, el Coaching por Valores es la metodología que nos permite identificar, jerarquizar y alinear los valores para crear planes de vida y profesionales coherentes con la esencia de las personas. 

Para conocerte mejor, ¿cómo es una sesión contigo?

Normalmente las personas que desean trabajar conmigo quieren hacer un cambio a nivel profesional. Es decir, quieren arrancar un nuevo proyecto profesional o quieren hacer crecer el proyecto profesional que tienen entre manos, sin embargo, no saben cómo hacerlo. El primer trabajo para mí es entender las motivaciones últimas y más profundas de la persona o equipo para la realización de ese cambio. Aquí trabajamos la historia de la persona, sus valores personales y cómo honrarlos a través de su proyecto profesional. Después mi trabajo es acompañar a la persona o al equipo en el diseño de las bases conceptuales del proyecto, dejándoles soñar, para que posteriormente el plan de acción sea lo más potente e ilusionante posible. Y finalmente entramos en una fase mucho más concreta en la que el cliente dibuja un plan de acción a corto plazo, pero también a medio y largo plazo.

Es muy importante reconocer las acciones que pueden acelerar el proyecto a corto plazo, pero no olvidarse nunca de los grandes sueños, la visión a medio o largo plazo. Al finalizar, los clientes de la Agencia tienen claro su plan de acción a corto plazo, pero lo más importante es que está conectado a una visión que parte de sus deseos e ilusiones más profundas. Es por ello que creamos planes de acciones para crear proyectos con un sentido y un propósito vital. Nosotros creemos en que las personas pueden tener proyectos profesionales de éxito, pero que, además, sean fuente de desarrollo profesional y felicidad al mismo tiempo. Nosotros los acompañamos para hacer realidad este sueño.

¿Entiendo que este proceso lo viviste tú también cuando decidiste crear Hadler Marketing Coaching Agency? ¿Cuáles fueron tus aspiraciones vitales? Es decir, ¿cuál fue tu mayor motivación para crear Hadler?

Claro, yo he vivido este proceso personalmente y mi aprendizaje es la mayor motivación que tengo para crear este proyecto. Yo tuve una carrera exitosa desde un punto de vista social. He trabajado durante 20 años en algunas de las mejores multinacionales de la industria farmacéutica y Gran Consumo en muy buenas posiciones y con muy buenos sueldos. Estoy profundamente agradecida a esa etapa de mi vida por mi aprendizaje en la gestión profesional de proyectos y de equipos. Además de poder diagnosticar desde dentro las grandes carencias de las grandes organizaciones en el desarrollo del talento y las personas. Esta ha sido mi gran motivación en mi etapa actual.

Mi sueño es que el trabajo y los proyectos profesionales de las personas sean una fuente de desarrollo personal, un vehículo para el cumplimiento de los sueños personales, así como de mejora social. Y así es como creo Hadler Marketing Coaching Agency, una agencia de creación y rediseño de proyectos profesionales conectados a las personas. Hadler Marketing Coaching Agency, es un espacio en el que los clientes hacen sus sueños realidad. ¡Qué puede ser más inspirador en la vida!

Como agencia entiendo que os habéis especializado en un target, ¿cuál es el perfil de las personas que llegan a vuestro espacio? 

Hadler Marketing Coaching Agency atrae a emprendedores, personas que quieren hacer un cambio profesional o personas que quieren re-orientar sus proyectos hacia el éxito, pero no saben cómo hacerlo. 

En todos estos momentos del desarrollo personal y/o profesional es necesario influir en la vida de estas personas. ¿Cómo crees que haces posible la implementación de estas mejoras en sus proyectos?

Eso deberían decirlo mis clientes, en realidad compañeros y compañeras de viaje. Espero poder inspirar para que vuelvan a creer en ellos/as mismos/as y que confíen en su verdad. Conmigo damos forma a esas ideas inconexas, las transformamos en un concepto, diseñamos un proyecto y creamos un plan de acción concreto para hacerlo realidad. La base para todo esto es creer en las personas con las que trabajamos, hay muchísimo talento escondido y nos encanta poder contribuir a hacerlo despertar.

Si hablamos del proceso de Sonia, ¿cuál fue el cambio más importante en tu vida? 

El cambio más importante fue volver a escucharme y entender que mi propósito era transformar la manera de entender el trabajo. Mi propósito es ser un agente de cambio para transformar el trabajo en proyectos de desarrollo profesional, social y personal. Es mi granito de arena para una sociedad más comprometida.

Entiendo que esta situación tiene que ver con tu decisión de emprender, ¿fue difícil tomar la decisión?

Creo que no tuve más remedio. Cuando ya no encajaba nada en mi vida profesional todo se fue desmontando solo y me encontré en una situación de incertidumbre que decidí integrar para que sumara en mi vida. En mi caso la combato usando la inteligencia, el pragmatismo y mi serenidad personal. Entender mis valores y mi propósito ha sido clave para crear mi propio plan estratégico. También es muy importante saber ser muy flexible en el día a día, rediseñado el plan sin perder la visión de hacia dónde voy.

Un componente de la inteligencia para integrar la incertidumbre es la fuerza interior. ¿Qué significa para ti tener fuerza interior?

Yo la fuerza interior la vivo como una verdad personal, que cuando accedes a ella todo parece más claro, fácil y coherente. Esa verdad es la que me da fuerza y seguridad para avanzar.

Durante la entrevista has mencionado la felicidad, ¿qué es para ti este concepto que logramos cuando estamos alineados con nuestros valores?

Para mí la felicidad es sentir paz, estar conectado y sentirme útil.

Para finalizar y mirando hacia el futuro, ¿cómo te gustaría que fuera el museo de tu vida?

Colorido, con música, alegre, lleno de gente, lleno de libros y conversaciones entre personas distintas. Una vida llena de conexiones con alma que permitan la creación de grandes proyectos.

Entrevista realizada por Carla L. Mas


Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 Comentario
  1. Ester Echeverria Noci 12 meses

    Guapa! Que grandes proyectos!!! Felicitaciones. Espero podamos yomarnos un café pronto

 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X