La Empleabilidad se define como las posibilidades personales para encontrar empleo y adaptarse a un mercado de trabajo en continuo cambio. Las estadísticas dicen que nos reinventaremos hasta 7 veces a lo largo de nuestra vida laboral. El problema aparece cuando el 75% de las personas no saben identificar cuál es aquella habilidad que tiene de forma natural, aquello para lo que no ha de esforzarse, que constituye un valor para la empresa que l@ contrate y lo básico para poder reinventarse las veces que sean necesarias.

Si a lo anterior le sumamos que la famosa Transformación Digital colocará un robot en 1 de cada 3 puestos de trabajo y modificará a los otros dos así como la “alteración” de la sociedad en la que vivimos convirtiéndola en un entorno VICA (Volátil Incierta Compleja y Ambigua), los resultados hablan por sí solos:

  • 335.868 personas en búsqueda activa de empleo (datos a 04/2018).
  • 50% personas estresadas por su trabajo, donde más de la mitad lo está porque quiere marcharse y no lo hace por la Incertidumbre social.
  • 83% emplead@s se sienten poco preparad@s para el puesto que ocupan.

El resultado al enigma anterior es sencillo: tu éxito profesional dependerá en gran medida de cuánto tengas entrenada tu empleabilidad, y si, como hemos dicho anteriormente,  está hecha de tus posibilidades personales, no te queda otra que preguntarte:

¿Qué sabes hacer?

¿Qué puedes hacer?

Y lo que es más importante ¿Qué QUIERES hacer?

No es tanto lo buen@ que diga tu Currículum que seas sino cuan eres tú capaz de comunicarlo de forma que suenes coherente y, por tanto, creíble.

Saber comunicar lo que sabes, puedes y quieres hacer.

Tenemos hasta un máximo de 60 minutos para causarle una primera y buena impresión a un desconocid@ que, en un 90% de lo casos, habrá invertido otra hora más en rastrear todo lo que de ti en redes sociales, google,… Si no estás en Internet, mal, y si estás, has de ser consciente de cómo y dónde. Por ejemplo, un reclutador puede hacerse una idea de ti por los grupos de Facebook a los que te unes y/o por las fotos o ideologías con las que te identificas y publicas. Esto no significa que bloqueemos toda la información que pueden consultar sobre nosotros (ya que eso también tiene una lectura) se trata de ser coherente con nosotros mismos y con nuestro objetivo profesional. Teniendo en cuenta todos los inputs de situación del mercado laboral, internet y del poco tiempo que disponemos para destacar entre todas las demás personas (que no son pocas ni poco cualificadas) que buscan empleo, os proponemos reflexionar los siguientes aspectos antes de iniciar cualquier proceso de búsqueda:

  • Definir tu objetivo y valores profesionales ya que son los que te hacen creíble.
  • Trabajar tu presencia de CV escrito y digital (LinkedIn, Facebook y Twitter)
  • Enfocarte en cómo realizar una entrevista de trabajo efectiva.

El nivel de frustración y desgaste que se produce cuando se fracasa  en el proceso de búsqueda de nuevas oportunidades laborales es lo que nos ha movido a querer acompañar a las personas a entrenar su empleabilidad.

Trabajar tu empleabilidad desde la coherencia te llevará a reducir de tu estrés psicoemocional.



Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X