Soy Francisco Ortín Tortosa tengo 38 años y nací en Sax (Alicante). A nivel profesional soy el presidente de la cooperativa unión de terapeutas, terapeuta multidisciplinar y arbólogo en centrobioemocional.com. También ejerzo de profesor de Arbología Familiar Evolutiva (AFE) y Kinesiología Global Pro en ISMET. Me dedico a acompañar a las personas a realizar cambios profundos para que vivan desde su propia autenticidad.

 “Sé el cambio que quieres ver en el mundo”

Mahatma Gandhi

Naciste en Sax (Alicante) y ahora vives en Barcelona, ¿qué te impulsó a hacer este cambio?

A los 23 años se despertó dentro de mí un impulso muy fuerte de dejar atrás todo lo que conocía. Sentía que mi vaso estaba lleno y como dicen un vaso lleno no sirve para nada… Decidí ir a Inglaterra: otro país, otro idioma, otra cultura… distintas caras. Allí estuve viviendo por distintos lugares empezando en Londres y terminando en Leeds, haciendo todo tipo de trabajos. Conforme me iba adaptando mejoraba la calidad de los trabajos. A los dos años de estar allí, una vez que ya estaba bien situado llegó otro punto de inflexión, o me establecía finalmente allí o regresaba. Decidí regresar, pero esta vez me decidí por Barcelona, fue amor a primera vista. Mi primer piso de alquiler fue en el Raval, lugar al que estoy profundamente enamorado… Lo quiero con sus cosas buenas y malas, me encanta pasear por las calles, el ambiente multicultural, indigentes, turistas, la comunidad filipina, la gente del barrio de toda la vida… Aunque actualmente resido en Terrassa mi consulta la tengo en la calle Pelayo y siempre que puedo me gusta perderme por sus calles.

Y en cuando tu profesión, ¿qué te impulso a ser terapeuta?

Antes de iniciarme como terapeuta fui delegado sindical en la empresa donde trabajaba durante 5 años. Fue en esta fase de mi vida donde las personas se comenzaron a acercarme a mí en busca de consejo. Justamente en esta fase empecé a comprender el sufrimiento humano y lo limitado que estaba yo, por las leyes, para poder ayudar realmente a esas personas. Después de ahí, conjuntamente con mi despertar espiritual y crecimiento personal decidí compartir ese diamante interior que es la Arbología familiar evolutiva con el mundo.

¿Qué te hizo especializarte en Arbología Familiar Evolutiva?

Después de estar varios años trabajando como terapeuta holístico, me di cuenta que muchos de los problemas que sufrimos ahora, de toda índole, tanto alimenticios, emocionales, como físicos vienen de un pasado y muchas veces de ese pasado se remonta de la familia. Antes en terapia podría tardar entre tres o cuatro sesiones para llegar a la profundidad del problema dependiendo de la “envoltura” del mismo. Ahora con la Arbología Familiar Evolutiva, nos vamos directamente al origen de muchos problemas a la vez. Los problemas suelen estar sujetos a una base, de un aprendizaje erróneo para nuestra felicidad, y de ahí crecen y se desarrollan. La familia es la base, es de donde partimos todos/as y ajustar esta parte terapéuticamente hablando tiene muchos beneficios.

Más concretamente, ¿en qué consiste la técnica?

La Arbología Familiar Evolutiva consiste en identificar los patrones limitantes que nos vienen heredados por nuestra familia. Nuestro árbol genealógico es una gran estructura llena de influencias interpersonales donde a la vez se fusiona con la parte histórica, política, religiosa y social que rodea nuestro árbol familiar. Cada personaje de nuestra familia, desde pequeño/a, ha sido influenciado por su padre y madre. De ellos/as aprendemos, de una manera directa e indirecta (consciente o inconscientemente), a movernos por la sociedad, a tomar decisiones y lo que es correcto e incorrecto. Todos sabemos tomar decisiones según lo aprendido, sale solo… con el mínimo esfuerzo. Ahora es el momento de valorar hasta qué punto esos aprendizajes son adecuados para nosotros, es el momento para poner en la balanza cuánta felicidad nos han aportado realmente y qué precio hemos tenido que pagar por ello.

El primer paso para los consultantes de la Arbología Familiar Evolutiva es identificar esos patrones.  Este proceso lo hacemos gracias a la kinesiología. Una vez encontrados y localizados, continuamos con un estudio relacional a nivel de cómo los componentes de tu árbol genealógico se han relacionado entre ellos: a nivel de pareja, como madre y padre e hijos/as desde los aspectos material, sexual/creativa, mental/intelectual y emocional, desde los bisabuelos hasta ti. El objetivo es ver ese gran mapa transgeneracional y tomar conciencia de cuáles son las tendencias que pueden influir negativamente en tu día a día.

Una vez localizados, toca trabajarlos, con diferentes técnicas de liberación emocional. Para esta parte dispongo de distintas técnicas e influencias de varios autores como Jodorowsky a través de la psicomagía, trabajos de PNL (programación neuro-lingüística), trabajos de la sombra a través de la teoría de C. Jung, terapia floral del Dr. Bach, Coaching de arquetipos, distintos trabajos corporales y masajes iniciáticos, trabajos de metáforas, mitos y cuentos. Todo lo necesario para que puedas autoconocerte y sentirte más completo/a. Verás y sentirás en primera persona lo que es ser el héroe o heroína de tu propia vida. La aventura de la vida no está a miles de kilómetros, la encuentras delante de ti cada vez que abres los ojos por la mañana. ¡Que empiece el viaje!

Cuando una persona decide empezar su viaje de autoconocimiento contigo, ¿cómo es?

Las sesiones de Arbología Familiar Evolutiva es un proceso de casi un año, dividido entre 5 a 7 sesiones donde hay un espacio entre sesión y sesión de mes o mes y medio. La primera parte del trabajo consiste en tomar conciencia de los patrones limitantes familiares y de cómo esos patrones han limitado la vida de nuestros familiares desde los bisabuelos hasta nosotros. Después viene toda la parte terapéutica, donde hay una parte de las correcciones que se hacen en consulta y otra, que yo incluso considero casi más importante, la tiene que hacer el/la consultante en su día a día con todo el apoyo y acompañamiento que necesite. El objetivo es mejorar la relación que el/la consultante tiene consigo mismo/a y con el resto del mundo. La Arbología Familiar Evolutiva la considero como el gran viaje del héroe o heroína hacia su autenticidad.

¿Qué beneficios crees que aportas a las personas que empiezan un proceso terapéutico contigo?

La verdad que soy una persona muy entusiasta y positiva. Veo la vida como “un juego” y desde ese jugar nos descubrirnos a nosotros/as mismos/as. Les ayudo a encontrar sus diamantes interiores que están ocultos detrás de los patrones de conducta familiares limitantes, para que después ellos puedan disfrutarlos y compartirlos con el mundo. ¿Quieres “jugar” conmigo?

¿Cómo “juegas” con tus clientes? Es decir, ¿cómo les ayudas?

Para mí, la herramienta más poderosa que tiene el ser humano es el autoconocimiento. Mi trabajo consiste en despertar esa llamada interior que nos pide autenticidad y armonía en nuestras vidas. Y desde ahí, acompaño a los y las consultantes en su búsqueda personal de ellos/as mismos/as a través de su árbol genealógico.

¿A quién le beneficia más este trabajo de crecimiento personal?

Al ser un trabajo de base, como he explicado antes, cualquier persona que esté en el sendero del crecimiento personal o el autoconocimiento es muy recomendable. También al ser un trabajo que profundiza en los patrones familiares y en los linajes negativos, le recomiendo esta experiencia a aquellas personas que quieran formar una familia. Ya que contra más conscientes seamos de estos linajes y restablezcamos un nuevo equilibrio familiar, automáticamente se beneficiaran las futuras generaciones.

Hemos estado hablado de patrones familiares, ¿qué es la familia para ti?

La familia para mí es como un arbusto de zarzamora: crece desordenado, donde todas sus ramas están enmarañadas, una sobre las otras llenas de espinas. Cuando el caminante anda cerca tiene que tener cuidado de no engancharse ya que puede incluso hacerse una buena herida. Cuando la zarzamora engancha tu ropa solo hay dos formas de liberarse, una estirando a lo burro y desgarrando la ropa o una vez enganchado das un par de pasos para atrás y suavemente te desenganchas. Aun siendo un arbusto complicado e incluso un poco peligroso, tiene los frutos más dulces del bosque siendo muy generoso por la cantidad de estos que produce. Todos tenemos familia y saber lidiar con ella es básico para poder disfrutar de su parte más dulce.

¿Y la fuerza interior?

La fuerza interior es algo que va más allá de nuestra mente consciente, es la que nos hace que todos los días abramos los ojos. Es la que nos pide que nos superemos a nosotros/as mismos/as para conectar con el poder que tenemos cada uno/a de nosotros/as y así cambiar nuestras vidas.

Si hablamos de felicidad, ¿cómo la defines?

La felicidad es algo que solamente se encuentra en el presente. Es un estado interior que brota hacia nuestras vidas como si una fuente se tratara. Gracias a que esa agua nutre nuestras vidas, dándoles esa chispa necesaria. La felicidad va más allá de simplemente estar contentos, es una palabra que abarca también estados de paz, seguridad, tranquilidad, libertad, amor… A mí me gusta tratarla como un recurso más que disponemos como seres humanos y por eso hay que darle un uso responsable. Si no tienes tiempo para ser feliz ahora… Entonces ¿cuándo?

 

Entrevista realizada por Carla López Mas


Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 Comentario
  1. 8 meses

    Hola soy María y también soy de sax. Me llama mucho la atención a lo que te dedicas, no había leído nunca nada parecido. Tengo 47 años y estoy pasando por una situación familiar complicada.

 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X