CREE EN EL POLVO DE HADAS Y PODRÁS VOLAR

Piensa en cosas felices y tu corazón volará con alas para siempre

 

En España hay 2,4 millones de personas que sufren depresión, eso equivale a un 5,2% de la población. Por tanto, no parece que el relato de Peter Pan haya provocado un cambio en la sociedad en la que vivimos; a pesar de encontrar en la novela varias referencias al concepto de CREER en uno mismo (believe-self).

¿Por qué se debe creer en uno mismo?

¡Porque no tiene nada de malo! A fin de cuentas, la única persona con la que tienes que rendir cuentas eres tú mismo. Nunca has escuchado la frase: ¿quiérete a ti mismo para poder querer a los demás? Esto es igual. Cree en ti y verás qué fácil resulta creer en el resto. Así, conseguirás obtener una mejor empatíaescucha activaasertividad En ti está la capacidad para ser juez y verdugo. Por ello, y a pesar de que en la sociedad actual no sea trending topic, el creer en uno mismo tiene muchos más beneficios para tu mente, y tu cuerpo, de lo que crees.

Si aún no estas convencido/a hay forma de demostrártelo: ¡Simplemente hazlo! (Just do it! ¿Te suena?) Créeme que al final tiene más cosas positivas que negativas, poco que perder y mucho que ganar.

Argumento con perspectiva más psicológica de porqué debes creer en ti

Abordando el tema desde una perspectiva más psicológica y con investigaciones científicas detrás, se debe entender al sujeto como un organismo activoEs decir, como procesador de información donde factores como las emociones, la actitud y la personalidad son responsables directos del mejor funcionamiento de la memoria. Y es que sin memoria no se puede hablar de aprendizaje, ya sea de uno mismo o de los demás. De modo que el nivel de motivación, de actitud y de personalidad influirá no solo en cómo actuamos, sino también en nuestra calidad de memoria.

Una persona que se enfrente a cualquier tipo de situación conflictiva o difícil en su vida, tendrá más facilidad para resolverla si se posiciona desde un lugar en que se halle motivado, es decir, con más fuerza, una actitud positiva y una sólida personalidad. Se ha observado que todos estos factores, que mejoran la retención de la información, y permiten abordar la tarea con una visión más relajada y confiada, posibilitan el poder encontrar antes una solución, o proporcionarte varias (puesto que una solución es una ocurrencia; dos soluciones es un dilema –esto o aquello-; y, finalmente, tres o más soluciones te permite trabajar el problema desde varios enfoques). Recuerda: allí donde pones el enfoque (o la atención) va la energía. Así que ten muy claro hacia dónde quieres dirigir tu energía vital que, a no ser que sepas o estés entrenado, tiene un límite.

Toma Acción Masiva y Determinada 

La fuerza del pensamiento positivo no reside únicamente en imaginar situaciones ideales y, luego, quedarse esperando.  Se precisa de algo más. De un componente fundamental en todo esto: tomar acción. En palabras de Tony Robbins:

“El camino al éxito es tomar acción masiva y determinada.”

Todos los resultados de una persona derivan de sus acciones. Y estas acciones se pueden elegir. A lo largo del día se están tomando decisiones constantemente. La mano con la que abres la puerta de la nevera, el tipo de desayuno que tomas, la cantidad de café… y así con todo. Las elecciones en la vida no son únicamente las más trascendentales (¿trabajo o estudio?, ¿Decido salir con esta persona o no?, ¿Me compro un piso o lo alquilo?). Cada elección y acción es igual de importante.

Así que, ante cualquier situación, toma Acción Masiva. No te contentes en intentarlo una o dos veces, o en dedicarle unos segundos, o en si sale mal echarte para atrás y esconder la cabeza como los avestruces. Toma acción, pero acción masiva. Una acción con la que te enfrentes a cada uno de tus contratiempos o retos con toda tu energía, tu actitud  y personalidad arrolladora. Haz todo lo que sea necesario para alcanzar aquello que quieres.

 Deja de decirte “no puedo” y empieza a creer en ti

Una vez más, si retomamos la novela de James Matthew Barrie veremos un ejemplo del párrafo anterior, veremos cómo no sirve de nada simplemente echarse polvo de hadas por la cabeza. Se necesita algo más. Un creencia en ti mismo/a, en que puedes lograrlo, que eres capaz. Y, luego, lanzarse al vacío en acto de fe. Tomar acción masiva. Te invito sino a que vuelvas a leer la novela, o a hacerlo por primera vez si aún no lo has hecho, y verás a lo que me refiero.

“El mismo momento en que dudes de que eres capaz de volar, ya no podrás hacerlo nunca más”

Haciendo reminiscencia de la época de estudiante

Déjame que refuerce todo esto con un ejemplo. Rememora tus años de estudiante y dime: ¿qué te resultaba más fácil aprobar, y prácticamente sin esfuerzo, aquellas asignaturas que te gustaban o, por el contrario, aquellas que odiabas o no te gustaban? El cómputo de horas que dedicabas a las que te gustaban seguro que era mucho menor a las que no te gustaban. O, por el contrario, si te pasabas tardes estudiándolas era porque te apasionaba lo que te enseñaban y sólo dedicabas tu tiempo a ellas (dejando de lado las otras y provocándote un suspenso la mayoría de veces). Por lo tanto, ¿por qué conseguías aprobarlas sin apenas esfuerzo? Por tu actitud, tu grado de motivación y el valor de tu personalidad. 

“Los expertos coinciden en que la motivación es condición indispensable para que el alumno se esmere con sus estudios (…) en que es necesario que el alumno esté interesado por lo que estudia y cómo lo estudia”(Morán, Carmen -2005-; El País, Reportaje:El esfuerzo en las Aulas)

Si crees que puedes, ya estás a medio camino

Todo esto es extrapolable a cualquier ámbito de tu vida. Por tanto, igual que ponías tu enfoque, y por tanto tu energía, en aquellas asignaturas que te gustaban y les sacabas el máximo potencial, ahora ponlo en ti. En todo lo que vales, en las cosas que has conseguido y en las que todavía te quedan por conseguir.

Te insto a que ante cualquier situación difícil en tu vida CREAS EN TI. Encuentres la capacidad para sentirte MOTIVADO en todo momento por aquello que vas a hacer y observa. Observa cómo los resultados exitosos los tendrás a tu alcance.

No dejes nunca de soñar. Solo quien sueña aprende a volar.

Sin olvidarte del siguiente paso: ponerte en acción para conseguirlo. No dejes todo en un mero pensamiento. Cree en ti, es el mejor regalo que puedes hacerte. ¡Yo lo hago! ADELANTE.

 



Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X