CUANDO PERMITAS QUE EL MIEDO Y EL DOLOR TE MATE, LA VIDA TE RESUCITARÁ.

Pero para resucitar, primero hay que morir. Y para morir, hay que tomar plena consciencia de los pensamientos que te provocan dolor y cualquier tipo de sufrimiento que te impida avanzar y crecer en tu camino evolutivo.

Asumir es dar un paso enfrente. Y asumir con honestidad, aceptación y confianza es la clave para lograr el éxito.

Si estás dispuesto a ser responsable contigo mismo y no responsabilizar a los demás, al entorno, al sistema ni a las circunstancias de lo que te ocurre en la vida, vas por buen camino.

Básicamente, podríamos relacionar el miedo a la vida y el miedo a vivir plenamente con nuestra mente. Ella es la única responsable de lo qué sentimos y cómo nos afecta. De hecho, nos educan y nos relacionamos en base al patrón familiar y del sistema social que hemos recibido desde que nacemos. Con los años, esto nos aleja de nosotros mismos, de sentir la conexión interior con nuestra fuente, nuestra propia percepción libre de juicios y prejuicios, nuestra intuición, nuestro sentir más auténtico y profundo que, en el fondo, es lo que nos enraíza profundamente con la vida presente en su máxima expansión e intensidad: Éxtasis de amor y de vida.

Almacenamos tanto sufrimiento consciente e inconsciente ( por lo que no decimos y deberíamos, por lo que no hacemos y desearíamos hacer, por lo que hacemos que no queremos llevar a cabo … ) que, solemos, apegarnos a la falsa idea de esperar a alguien o a situaciones que nos liberen o se hagan cargo, en parte, de ese terrible sufrimiento interiorizado. No nos damos cuenta de que sólo es necesario cambiar nuestra percepción para que TODO cambie.

¿ Cuántas veces has pensado que la vida te va en algo en concreto o que ha de ocurrir exactamente lo que esperabas ?

Mientras tanto, no te has dado ni cuenta de que lo que estaba ocurriendo era la VIDA en sí misma y estaba teniendo lugar en el momento preciso y de la forma en que debía de suceder. Y eso ha ocurrido por no mirarla de frente. Por hacer trascendente lo intrascendente y hacer de lo intrascendente, trascendente. Dar importancia y prioridad absoluta a lo que en realidad no la tiene ¡¡ Menuda incredibilidad !!

En general, somos adictos a nuestro propio mundo de fantasía y utopía, proyecciones futuras y deseos donde esperamos y exigimos que ocurran hechos que al final nunca llegan a suceder como deseábamos. Y he aquí, dónde nacen las frustraciones, decepciones y desilusiones fruto de expectativas de lo más abstracto que podemos experimentar: el ” falso” FUTURO, creación de nuestra mente y desligado totalmente del momento presente, del aquí y del ahora. Basamos nuestra experiencia en base a nuestras creencias incapaces de desapegarnos de un pasado caduco y de un futuro totalmente incierto ¡ Qué gran error !

Entonces, ¿ Cómo eres capaz de responsabilizar en el exterior lo que piensas y, por ende, lo que sientes … Si eres tú, y solamente tú, el único creador y protagonista de tu mente ?

Culpabilizar no sirve de nada, el verdadero aprendizaje está en ir al origen de tus pensamientos inconscientes y repetitivos de tu patrón mental, obsoleto e inútil para vivir el HOY. Para disfrutar de la VIDA gozosamente.

Por suerte, el patrón de pensamiento es la mejor oportunidad de autoconocimiento y autodescubrimiento que puede presentarse jamás porque, detrás de nuestro comportamiento y actitud, reside el espacio interior en el que hemos de adentrarnos ( aunque no nos gusta mirar ni ver por miedo a sufrir ) y cuestionarnos muchas de nuestras más arraigadas creencias limitantes impuestas durante años y nos hacen fluir en la tranquila y tan deseada zona de confort … esa que nos han inculcado, sin opción, cual bálsamo de estabilidad frente al rugir de la auténtica vitalidad, energía e ímpetu de lo que es VIVIR intensamente a pesar de la incertidumbre constante.

¡ Atrévete a abrir tu CORAZÓN y explorar en tus más profundos adentros y exponerte a la vida en lugar de reclutarte en tu sufrimiento constante y agotador ! Ese que crees que es causado por las penas y desgracias que ocurrieron en tu vida. Si te invades de todo ese ruido vacío mental y superficial, pasas a crear y a generar tu propio mundo interior, tu nido, tu cápsula artificial dónde te desconectas de quien eres realmente y de tu verdadero SER.

Está comprobado que lo que genera sufrimiento ( y puede desarrollar dolencias físicas con origen emocional ) es el valor dado a la importancia de que ocurran los deseos como queremos según nuestro sistema personalizado de creencias.

La actitud frente a pensamientos tóxicos es la misma práctica que cuando hacemos meditación: no hay pensamiento inadecuado… cuando aparece hay que mirarlo, aceptarlo y respetarlo desde la atenta consciencia y atención plena pero sin luchar contra él ni enzarzarnos en evitarlo … y, entonces, ¡ la magia sucede! El pensamiento se amansa, se tranquiliza y el ruido se evade. Le hemos restado importancia y, por lo tanto, poder sobre nosotros. El pensamiento ya no me controla sino que, ahora, soy yo quien controla mi mente.

¡ Libera la consciencia aturdida y ajetreada en intentar cambiar todo constantemente y deja fluir a tu sentir desde el puro amor incondicional ya que la ausencia del sufrimiento es el AMOR; el amor a ti mismo, a la vida, a los demás, a lo que llega a ti a cada instante… Abrazando cada experiencia desde el corazón y con el alma dispuesta a VIVIR !

Y recuerda, si contemplas, vives… si vives, ocurres … y, eso, es lo que nos culminará de paz, serenidad y plenitud en su máxima esencia.

¿ Una cosa que hacer antes de morir ? ¡¡¡ VIVIR !!!



Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X