• Más Información
    Categoría (método o técnica): Coaching
  • Resumen

    Me llamo Erica, Coach de Salud Integral y Nutrición.

    Mi propósito es ir de la mano contigo en tu proceso de transformación y construir contigo una vida más saludable.

    Quiero que alcances todas las metas que persigues: vivir sin ansiedad, dormir mejor, adelgazar, cambiar de alimentación, incorporar nuevos hábitos, aprender a escucharte, a cocinar,…etc.

    Mi filosofía:  “Con SALUD todo es posible”

    SALUD desde un punto de vista holístico, donde todas las áreas de la vida contribuyen al BIENESTAR. Necesitamos equilibrar nuestras relaciones personales, el ejercicio físico, la espiritualidad, la carrera profesional y la alimentación.

    Lograr este equilibrio es posible, solo necesitas un plan de acción ajustado a tus objetivos, buenas herramientas y apoyo.

    ¿Quieres alcanzar tu BIENESTAR? Yo te acompaño.

    Y recuerda, no encontrarás un mejor momento para empezar el cambio que el AHORA

  • Servicios
    Servicios:

    Programas de Coaching Nutricional Individual

    Procesos de Coaching de 3 o 6 meses totalmente individualizado. Con tres sesiones por més de 50 min. de duración.

    Coaching Nutricional en grupos reducidos (4-5)

    Procesos de Coaching de 3 meses de duración.  Con tres sesiones al més y a un precio más reducido.

    Charlas sobre alimentación consciente, nutrición y hábitos de vida

    Conferencias, charlas y/o talleres orientados a difundir un estilo de vida más saludable. A través de la difusión de la información se pueden despertar muchas más conciencias.

    Cursos de cocina vegana personalizados

    Cursos a medida de cocina. Dime que necesitas aprender y yo te enseño. La cocina es una herramienta clave de la vida para alcanzar una buen nivel nutricional.

    Mi propósito: Cambiar el paradigma de que la cocina saludable lleva mucho tiempo y es aburrida.

     

  • Biografía
    Biografía:

    ¿Cual fué tu punto de partida?

    Cuando comienzo a pensar en cómo empezó toda mi historia de transformación personal o mi punto de partida, siempre me vienen a la cabeza “MIS CÁNDIDAS”.

    ¿Y qué es eso de CÁNDIDAS?

    Para todo aquel que no lo sepa, explicaré un poquito de que estoy hablando:

    Las CÁNDIDAS son unas pequeñas  levaduras  presentes de forma natural en el tracto digestivo y otros lugares del cuerpo humano. Estas tienen funciones necesarias y beneficiosas para el correcto desarrollo de las digestiones. No generan problemas cuándo habitan en un cuerpo que está en EQUILIBRIO.

    Si se genera un desequilibrio en la flora intestinal o se debilita nuestro sistema inmune o ambas cosas a la vez, las CÁNDIDAS pueden llegar a crecer como hongo y proliferar sin control. Cuando esto ocurre se dice que se sufre de CANDIDIASIS y puede causar grandes problemas de salud.

    En mi caso personal sufrí esta enfermedad llamada CANDIDIASIS, durante mucho y tiempo y llegó a ser crónica varios años.

    Hasta aquel entonces yo nunca había oído hablar de ellas. Mi sorpresa fue descubrir que  se trata de una afección muy común en nuestros días, sobre todo en las mujeres. En muchos sitos la llaman la EPIDEMIA SILENCIOSA, y no exageran. Empecé a ser consciente de este hecho cuando al explicar el problema que tenía, el 90% de las mujeres con las que hablaba me decían que ellas también lo sufrían. Desde entonces algo se me removió y pensé…

    …” ¿Cómo es posible que tantas mujeres sufran de CANDIDAS? ¿Por qué nadie habla de ello? ¿Qué es lo que estamos haciendo mal?”

    Mientras tanto yo iba pasando de ginecólogo en ginecólogo intentando que resolvieran mi problema. En las consultas yo notaba como un aire de poca importancia hacia lo que me ocurría. No sabría bien cómo explicarme, tal vez menosprecio, como si fuera algo leve y cotidiano. Me llegaron a decir que era completamente normal que tuviera cándidas.

    ¿Desde cuándo una enfermedad es normal? ¿Acaso tenía que resignarme y aguantar los síntomas de por vida?

    Aquí empecé a desconfiar de la medicina. Lo único que hacían era recetarme antibióticos y antifúngicos que calmaban los síntomas, pero las cándidas no desaparecían. Es más, volvían cada mes asociadas a mi ciclo menstrual y los síntomas iban a peor. Era como si cada vez fueran más fuertes y virulentas. Me sentía frustrada e ignorada.

    Físicamente estaba muy débil, me salían herpes cada poco. Todo lo que comía me sentaba mal. Sufría de cambios de humor constantes, insomnio y muchos otros síntomas que afectaban a mí día a día y a mis relaciones con el mundo.

    Pero como siempre he sido una mujer luchadora, y no me rindo fácilmente, decidí tomar las riendas de mi salud y buscar una solución a mi problema.

    No me resignaba a vivir con ello. A creerme que tener cándidas es normal. Puede que fuese habitual, pero no normal. Quería curarme y volver a ser la Erica alegre que siempre he sido, recuperar mi energía. Quería SANARME.

    ¿Qué hizo que pasase por un proceso de crecimiento personal?

    A partir de aquí comenzó mi proceso de transformación personal.

    Justo en aquel momento en el empezaba a investigar por mi cuenta buscando soluciones, un compañero de trabajo, que sabía de mi enfermedad, me trajo un libro sobre alimentación Macrobiótica.  Me dijo que una amiga suya se lo había recomendado para mí.

    Leí aquel  libro,  recuerdo que todo me sonaba a chino mandarín. Salían alimentos que no había probado en mi vida, muchos de ellos ni si quiera sabía lo que eran. Hablaba sobre la energía de los alimentos, de las formas de cocción, del ying y el yang…etc. un sinfín de nuevos conceptos.

    Trataba la comida como nuestra medicina, y decía “Somos el resultado de lo que comemos”.

    Y es que todo tenía sentido lógico.  Si nuestras células se forman a partir de lo que comemos, la calidad de lo que ingerimos influirá directamente en nuestro estado físico. Y de nuestro estado físico, también depende nuestro estado emocional, y al revés.  Fue a partir de ese momento que empecé a hacerme realmente responsable de mi salud. Fui consciente de que mi propio bienestar depende de las elecciones que hago en el día a día sobre lo que como.

    “Que tu medicina sea tu alimento y que tu alimento sea tu medicina” (Hipócrates, padre de la medicina moderna) 

    Acudí a una naturópata especializada en candidiasis.  Me enseñó mucho sobre mis cándidas. Lo primero que hizo fue proporcionarme una dieta anticándida que llevé durante mucho tiempo. Fue muy duro psicológicamente, tenía tantas restricciones que socialmente era casi imposible. No podía salir a comer fuera de casa.

    Sin embargo, mi salud mejoró notablemente ya no sufría de brotes de cándidas. Decidí que nunca volvería a comer como antes.

    Seguí aprendiendo, leyendo sobre nutrición, cocina saludable, veganismo, comida consciente…etc. Mi dieta estaba en constante cambio y adaptación. Sentía que estaba en el camino correcto.

    Por aquel entonces pasaba por una etapa emocional muy difícil, de hecho, la peor que he pasado en mi vida. Se rompió mi relación de pareja que había durado 10 años.

    Y diréis ¿Y esto que tiene que ver? Pues mucho, ya que todo en la vida está relacionado.

    Comencé un proceso de duelo por la pérdida de mi pareja que me obligó a reencontrarme conmigo misma. Tuve que volver a descubrir quién era y aceptar la situación de estar sola. Todo esto en una ciudad que no era la mía, yo nací en Zaragoza. No tenía apenas amigos y necesitaba construirme una nueva vida en Barcelona.

    Esto que relato en escasas líneas constituyo un proceso de transformación y crecimiento personal que duró dos años.

    Para conocer gente afín a mí, que amen la naturaleza, la montaña, gente activa,…etc. me inicié en el deporte que hoy en día constituye mi gran pasión, la ESCALADA. Ello me dio todo lo que necesitaba en aquel periodo. Amistades increíbles, naturaleza, ejercicio físico, vida social.

    La escalada me enseño de nuevo quien era yo, saco lo mejor de mí. En muchos momentos me hizo sentirme tan plena que fui consciente de que no hace falta tenir pareja para sentirnos completos y ser felices.

    Aparte de todo esto la escalada en sí misma es un deporte que requiere vivir el momento presente, enfrentar tus miedos y superarlos. Es una manera de sacarte de tu zona de confort constantemente, aprender de las caídas o errores y crecer como persona.

    Mi primer libro de autoayuda fue “Guerreros de la roca”. Que más que un libro de psicología para escaladores es un libro de aplicación a la vida diaria, eso sí, relatada en clave escaladora. Habla de cómo funciona nuestra mente. De cómo vivir la vida en el presente y de la búsqueda de aquello que nos hace felices. Explica como el MIEDO a salir de nuestra zona de confort nos paraliza y nos hace perder energía a raudales.

    Haciendo un compendio de todo lo que había aprendido comprendí que somos un todo, cuerpo, mente y espíritu. Y que es el equilibrio entre estos tres componentes lo que nos hace estar sanos y felices. Por lo tanto, aparte de mi alimentación debía de ocuparme del resto de áreas de mi vida.

    Empecé la búsqueda del EQUILIBRIO, y esto fue la clave de mi SANACIÓN.

    Mis cándidas me habían llevado al cambio en mi alimentación. La escalada me llevó al Yoga, el Yoga a la meditación. Me sentía satisfecha con mi vida personal. Cada día estaba mejor con respecto a mi CANDIDIASIS. Sin embargo, había otras áreas en mi vida en las que no estaba del todo satisfecha. Esto me producía estrés y ansiedad que generaba bajadas de defensas y con ello aparecían pequeños brotes de cándidas.

    Estuve mucho tiempo perdida, sin saber que quería hacer. Lo que no tenía claro era que quería hacer con mi vida profesional. Quería encontrar eso que me faltaba para acabar de equilibrar esa parte de mi vida. Buscaba trabajar en algo que estuviese conectado con mis valores fundamentales. Que me hiciese sentir bien y sobre todo que disfrutase haciéndolo.

    Casualmente buscando recetas por internet, me encontré con “El Universo de Cris”. Cristina es una chica que se dedica a difundir los beneficios de la ALIMENTACIÓN CONSCIENTE.  En sus videos explicaba como se pueden llegar a curar muchas enfermedades a través de la alimentación. Hacia hincapié en la gran influencia que tiene todo lo que comemos en nuestro cuerpo físico, en la mente y en las emociones. Al mismo tiempo se dedicaba al Coaching Nutricional, que esto era totalmente nuevo para mí. Hacia talleres de cocina, daba conferencias, escribía artículos. Todo relacionado con la difusión de este cambio hacia una alimentación más consciente. En definitiva, ayudaba a las personas a iniciar el cambio para lograr el EQUILIBRIO a través de la alimentación.

    Literalmente me enamoré de ella y de su trabajo. Y me dije a mi misma……yo quiero dedicarme a eso.

    Investigué sobre ella, sobre el Coaching Nutricional. Le escribí y descubrí donde se había formado como coach, el INSTITUTE FOR INTEGRATIVE NUTRITION de Nueva York. Me informé sobre el curso y sin pensarlo mucho me apunté. Así es como me convertí en Coach de Salud Integral y Nutrición.

    Fue un año increíble, y es que cuando te formas como Coach, atraviesas un auténtico proceso de coaching para ti mismo.  Después de este curso vinieron otros, de nutrición, de PNL, de autoconocimiento. Y es que cuando empiezas con el crecimiento personal no quieres parar. Esto me recuerda a una frase que me dijo un amigo hace años:

    “Las personas somos diamantes en bruto que hay que pulir para que brillen con todo su esplendor”

    Y eso es lo que yo hago a través del Coaching Nutricional, acompaño en ese camino a todo aquel desee brillar. Integrando hábitos de vida saludables que proporcionan la energía necesaria para alcanzar los objetivos que te propongas. Para conseguir el equilibrio a través de la una alimentación más consciente e individualizada. Porque hay tantas maneras de alimentarse como personas. Y teniendo en cuenta otras muchas áreas de la vida que también nos nutren, la espiritualidad, el ejercicio físico, la carrera professional y las relaciones.

    ¿Qué herramientas? ¿Qué referentes te ayudaron?

    Estoy enormemente agradecida a la vida por poner en mi camino a las personas, los retos y las herramientas que he necesitado para aprender a cada pasito que daba.

    Como herramienta principal el Coaching Nutricional, el Yoga y la Meditación. Experimentar con mi propio cuerpo y escucharme. Leer libros y artículos, escribir mi propio diario, ciertas vivencias, han sido muchas cosas y mucha gente.

    Como referentes tengo varios profesores de mi formación como Coach. Otros profesionales del Coaching y otras disciplinas que llevan años ayudando a difundir una manera más consciente de relacionarnos con el mundo, de sentir y gestionar las emociones. Gente a la que admiro de fuera y dentro de mi vida; he intentado integrar en mi misma eso que tanto te gusta de cada uno ellos.

    ¿En qué punto te encuentras ahora?

    Feliz de ser la persona que soy, en constante crecimiento y aprendizaje.

    Contenta por haber vivido todo lo que aquí he explicado.

    Agradecida a mis cándidas por haberme hecho despertar.

    Más consciente que ayer pero menos que mañana.

    Formación y Experiencia

    Coaching Nutricional en el (IIN) Institute For Integrative Nutrition

    Nutrición Clínica y deportiva Vegetariana (ICNS) Instituto  de Ciencias de la Nutrición y Salud

    Coaching Estratégico (Academia de Coaching Estratégico TF)

    Master en Cocina Vegana (Luis García Vegan)

    Ingeniería Técnica Industrial Química (EUITIZ) Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Industrial de Zaragoza

  • Fotos
  • Dirección
    Dirección: Carrer de Mallorca 492
    Barcelona
    Barcelona
    08013
    España
  • Ubicación

    No Records Found

    Sorry, no records were found. Please adjust your search criteria and try again.

    Google Map sin cargar

    No se pudo cargar la API de Google Maps.

  • Actividades

    En estos momentos no hay eventos previstos.

  • Blog
  • Opiniones

    Contesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    *

    0 Comentarios