¿Cuántas veces te has empachado para tapar el vacío de la soledad? ¿Cuántas veces llenas tu boca para que no salgan los gritos de rabia? ¿Cuántas otras veces eliges dulces para secar tus lágrimas?

Habitualmente las personas no eligen excesos de kilocalorías para tener cuerpos redondos y llenos de michelines sino que lo frecuente es comer más de la cuenta para así evitar sentir el dolor emocional que vivimos en las diferentes situaciones de la vida.

Mientras me siento empachado o con dolor de estómago o focalizo mi mirada a mis grandes muslos estoy evitando el sentirme desdichado que produce mucho más vértigo que sostener algunos kilos de más.

Las dietas no funcionan si no tratamos aquellas emociones que me llevan a comer de una manera determinada.

Puedo convencerme de que soy así o que me gusta tragar en lugar de masticar o repetirme que mi forma de entender la vida es comer muchos platos para sentirme feliz… pero ninguna excusa será válida por mucho tiempo si no tratamos el verdadero problema de raíz, la angustia aparecerá de nuevo y la compulsión de galletas será inevitable a pesar de habernos comprometido profundamente con esa dieta de cuerpo ideal.

Mi propuesta es que abandones el miedo a conocerte y descubras el verdadero motivo de tu forma de comer. Tomar consciencia de tu dolor verdadero es más liberador de lo que te piensas. Hacerte amigo de tu soledad, poder expresar todo lo que te enfurece, aprender a poner límites y empezar a vivir como realmente tu alma necesita te conectará con una forma de relacionarte con la comida mucho más sana y placentera y te darás cuenta que por primera vez es tu libertad y no tu miedo quién elije ese plato para cenar.

ALIMENTACIÓN CONSCIENTE

Este proceso es más liviano caminarlo con la ayuda de un profesional que te facilite conectar con esas emociones que te llevan a la gordura y la mala salud. Por eso te recomiendo que si te apetece, en mis sesiones Equilibra’t yo puedo acompañarte en esta transformación cuerpo-mente, verás que vivir con salud es más sencillo de lo que parece.

Feliz semana! 🙂
Mercè



Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X