Las mujeres estamos lanzándonos cada vez más como empresarias y creando nuestros propios negocios…pero no siempre es fácil.

¿Te sientes perdida con tu negocio o has estado trabajando tan duro que ahora te sientes agotada y te preguntas si deberías tirar la toalla o buscarte otro trabajo?

¿Te preguntas si realmente vales para esto, si algún día tu negocio funcionará de verdad?

Según mi experiencia, para tener éxito no hace falta que tengas un máster de Harvard, ni de ninguna otra universidad. No hace falta que procedas de una generación de emprendedores de éxito. No te tienes que matar a trabajar y dejar todo lo demás de lado. No tiene por qué costarte un ojo de la cara. Y, de verdad, tampoco es necesario que se produzca el milagro del siglo.

Lo que sí hace falta es tener ciertas cualidades interiores…y si no las tienes ¡trabajar en ellas para conseguirlas! 

Obviamente necesitas tener muchas otras cosas para que tu negocio funcione. Sin embargo, como tú eres la persona que tiene que crear esas cosas, si no tienes ciertas cualidades personales, no serás capaz de crear todo lo que tu negocio necesita y crear una vida que te llene.

Es lo mismo para una madre con sus hijos. Si ella no está bien consigo misma y tiene una actitud personal negativa, no será capaz de cuidar de sus hijos de manera que le haga feliz y permita al mismo tiempo que sus hijos crezcan de forma sana e independiente.

Aquí tienes las seis cualidades personales para que tu negocio genere dinero:

Tanto si tienes un negocio que está en dificultades, como si funciona, pero con muchísimo esfuerzo, tener estas cualidad te ayudará a tener la vida que tú realmente quieres tenery a trabajar como tú verdaderamente eliges trabajar.

!Ojo! Una nota de cuidado y compasión antes de empezar: 

Estas cualidades son intangibles y difíciles de ver. Puede que sientas resistencia a aceptarlas como las cualidades más importantes, especialmente si tienes una larga lista de tareas que hacer, necesitas ganar dinero AHORA y te sientes bloqueada.

Y aún así, dándoles un poco de espacio y atención en vez de intentar avanzar de cualquier manera, te darás cuenta de que si empiezas a cultivarlas, tu negocio también empezará a tener éxito.

Créeme, te habla alguien que una vez construyó un negocio sin prestar atención a ninguna de estás cualidades y acabó quemadísima, frustrada, agotada y teniendo que cerrar un negocio que tenía muchos clientes y generaba un buen dinero.

Mi invitación es que no cometas mi mismo error.

Apúntate estas cualidades:

  1. La vulnerabilidad: 

La vulnerabilidad sucede cuando estás abierta a dejar que las cosas te lleguen. ¿Quieres dinero? Tienes que ser vulnerable. ¿Necesitas ayuda de los demás? Necesitas vulnerabilidad. ¿Quieres más clientes? Vulnerabilidad. ¿Aprender sobre estructuras del negocio o algo de marketing? Vulnerabilidad. Es la capacidad de decir “no lo sé”, “necesito más tiempo” o “necesito ayuda”, “me cuesta hacerlo sola”. ¿Puedes ayudarme?”.

  1. La compasión: 

Muy a menudo, en nuestro intento de crear un futuro mejor, nos volvemos extremadamente duras con nosotras mismas.La compasión es la cualidad de ser amable conmigo misma y de recordar en todo momento que estoy haciéndolo lo mejor que puedo.

Incluso si he fallado, si todo el mundo me rechaza, si no gano dinero, si siento que no valgo nada… Aún así estoy haciéndolo lo mejor que puedo con la capacidad emocional y el conocimiento que tengo en este momento.

Esto es especialmente importante para las emprendedoras al servicio de las personas porque si nosotras no nos sentimos bien la gente lo verá y no querrán trabajar con nosotras.

  1. La creatividad: 

La habilidad para ver cómo cosas que son en principio opuestas pueden ir de la mano. Como por ejemplo, combinar la vulnerabilidad y los negocios, ¿no crees?. La creatividad es la capacidad de hacer cosas que nadie ha hecho antes, de integrar todo lo que tú eres y traducirlo en un producto o servicio nuevoque sólo existe una vez porque es único, al igual que tú eres única.

La creatividad es la capacidad de ver que cosas raras, extrañas y diferentes pueden combinarse para ser útiles. La creatividad  ayuda a la hora de crear ofertas especiales. Ayuda a encontrar un lugar en tu casa donde puedas tener tu oficina aunque no haya ninguna habitación libre. Ayuda a detectar oportunidades de negocio y nichos. Ayuda a explorar colaboraciones que no han existido jamás.

  1. La confianza (o fe): 

La creencia general es “hay que trabajar muy duro para que un negocio tenga éxito”. El estereotipo es trabajar siete días a la semana, hasta altas horas de la madrugada y conseguir hacerlo todo. Sin embargo, no puedes trabajar de diez a doce horas todos los días y ser realmente productiva…y mucho menos feliz. Las cosas se empezarán a tambalear.

Perderás oportunidades porque no las verás mientras tienes la nariz profundamente metida en tu negocio, te aferrarás a tu lista-de-cosas-que-hacer y creerás que cualquier problema se soluciona con más trabajo, más horas, más esfuerzo.

Así no se puede construir ningún negocio que te haga feliz y que sea fácil y agradable de llevar. Para eso necesitarás espacio y tiempo. Y para conseguir ese espacio y darte el tiempo necesario, tienes que confiar. Sin la confianza profunda en tu corazón de que vas a estar bien, de que las cosas irán bien aunque tu no hagas esto o lo otro, no podrás luchar contra tu lista de tareas pendientes y dejar cosas, a veces importantes, sin hacer para dedicar tiempo a tu creatividad y vitalidad. Tiempo para regenerarte y para disfrutar de tu negocio mientras va creciendo.

  1. La determinación: 

La determinación es la capacidad de empujar hasta que el bebé nazca, aunque en ese momento duela pero sabemos que es lo necesario y justo en ese momento. Es la capacidad de presentarte al mundo constantemente, mostrarte, salir ahí fuera y estar en contacto aunque te dé mucha vergüenza. La capacidad de caerte, equivocarte, recuperarte y levantarte. Para mí, determinación significa que tú estás al mando de tu vida y de tu negocio.

Ya sé, es una paradoja con respecto a lo que he dicho antes sobre ser vulnerable, pedir ayuda, confiar en que la vida te ayudará cuando lo necesites y recibir.

En realidad, necesitas las dos cualidades.

La vulnerabilidad es importante para buscar consejos, aprender y dejar que otras fuentes de sabiduría y experiencia te guíen. Pero, en última instancia, tú marcas el rumbo, tú eres el capitán de tu barco, la reina, la jefa.

La vulnerabilidad, compasión, creatividad y confianza son todas cualidades femeninas. Lo femenino necesita lo masculino para poder desarrollarse de forma sana. Si sólo esperas y eres vulnerable no creo que consigas un negocio de éxito. Vas a tener que desarrollar también la capacidad de tomar decisiones claras y actuar en consecuencia. Esto significa encontrar en ti misma la voluntad de hacer cosas, a veces yendo con menos cuidado y con más decisión. Pasar a la acción y tomar decisiones, incluso si a veces son algo confusas o imperfectas.

  1. La paciencia:

La paciencia es la capacidad de esperar porque tú conscientemente lo has decidido así(y no porque estés obligada a hacerlo). Es lo que una madre necesita hacer durante los 9 meses de embarazo, espera hasta que el bebé esté listo para salir, no lo saca o lo obliga a salir cuando ella piensa que es el momento.

Es lo que un jardinero hace con sus flores, permitiendo que crezcan a su propio ritmo y disfrutando del proceso. Nadie sabe cuánto tiempo tardará tu negocio en generar el dinero que quieres que genere. Seguramente, no sucederá al final de este año. Puede que tarde tres o cuatro años.

Pero yo creo de verdad que si continúas cultivando tu negocio, dándole el tiempo que necesita para crecer y teniendo la paciencia necesaria para esperar a que crezca, te llevará adonde tú quieras.

Quizás sientas que no tienes alguna o muchas de estas cualidades, no te desesperes ¡yo tampoco las tenía! Todas se pueden aprender y puedes desarrollar ejercicios muy concretos para incluirlas en tu vida y en tu negocio…siempre que estés dispuesta a hacer un trabajo interior.

Si quieres aprender más sobre esta forma de llevar a cabo tu negocio te invito a que te apuntes a mi Curso Online para Mujeres emprendedoras de éxito que comienza el día 14 de octubre.

Si te encuentras interesada en el curso, encontrarás más información aquí: https://www.soniaherrero.com/es/cursos/el-programa-de-exito-para-mujeres-emprendedoras/

Si tienes dudas, me encantaría leerte en los comentarios.



Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X