Aprende a utlizar tus pensamientos a tu favor. La primera impresión si cuenta.
1 minuto cada vez que salgas a la calle.
Dirigido a todas aquellas personas que se cierran demasiadas puertas antes de llegar a conocer a esa persona tan especial.

Etiquetar a las personas siempre nos pasan factura. ¿No crees? Por supuesto que los  prejuicios tienen una utilidad, sin embargo, rara vez, los utilizamos a nuestro favor. 

Cuando salimos de casa, nuestra “maquinta” empieza a clasificar, bueno/malo, interesante/aburrido, atractivo/desagradable y así nos pasamos todo el día. Con este ejercicio vas a conocer como funciona tu mente en automático para poder pararla y de una vez por todas usarla a tu favor.

Nuestro cerebro compara y selecciona como apto o no apto de una manera muy rápida. En el pasado esto nos salvaba la vida. En la actualidad nos hace descartar muchas de las personas que vemos por el simple de vestir, andar, hablar o actuar de una manera determinada. Nos sirven para aceptar o rechazar. El problema es que no impide conocer a una parte muy importante de las personas que se cruzan en nuestras vidas quedando en segundo plano lo que verdaderamente llevan en su interior. Su verdadera esencia.

Los estereotipos nos condicionan.

Los juicios son los precursores de la envida y nos anula cualquier posibilidad de conocer personas de mundos diferentes a los que conocemos.

Tenemos que entender que la “maquinita” de hacer juicios tiene sentido un porcentaje muy pequeño de los casos.

Este pequeño ejercicio nos va a permitir ser conscientes, saber de qué gafas llevamos puestas cuando vamos por la calle, en el trabajo, o en cualquier situación donde el juicio nos invade y nos hace decidir, muchas veces, sin que nos demos cuenta.

Saber cuál es nuestro enfoque a la hora de juzgar y criticar lo que nos sucede en nuestra vida, nos va a permitir poder elegir si realmente la elección es nuestra o simplemente nos dejamos arrastrar por nuestros pensamientos automáticos . No permitas que te saboteen.

Como eliminar tus prejuicios en 3 pasos:

Observa. Cuando salgas a la calle, observa donde se posa tu mirada y escucha con atención cuál es la primera idea que te viene a la cabeza cuando ves a una persona. Descríbela sin tapujos: me atrae, me parece arrogante, viste fatal, etc… Esa idea  estará acompañada por una emoción de aceptación o rechazo. Imagina que no tendrías vergüenza… ¿Hablarías con ella para conocerla? Pon tu atención en qué estado anímico te provoca.

Cambia. Ahora describe a la misma persona de antes de una manera objetiva: lleva gafas, tiene unos pantalones azules y parece que lleva maquillaje. Esto te servirá para cambiar la perspectiva sobre cómo catalogamos a las personas y cómo influye en nuestra toma de decisiones sin darnos cuenta. Los estereotipos más allá de beneficiarnos, más de una vez, nos limitan.

Practica. Repite el ejercicio tomando consciencia de:

    1. Cuál es la cantidad de prejuicios que emitimos a lo largo del día.
    2. Que cambia dentro de ti cuando lo haces de una manera objetiva.
    3. Cómo afecta esto en tu día a día.

Te animo a que tomes acción y seas lo más objetivo posible a la hora de evaluar a cualquier persona que te cruces en tu vida. Si quieres ver un ejemplo práctico abajo tienes un vídeo explicativo.

 

En que te ayuda

Encontrar Pareja
Aprenderas cosas nuevas y podrás conocer más personas.

Encontrar Pareja
Mejoraras la comunicación contigo.

Encontrar Pareja
Serás una persona más progresista.

Encontrar Pareja
Te sentirás mejor.

Encontrar Pareja
Tu tolerancia aumentará y crearás un mundo mejor.

Qué tienes que hacer

 

 

Valora este reto

Valora este artículo



Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X