Me llamo Sergio Ochoa Lacarra, tengo 33 años y nací en Logroño, La Rioja. Desde hace 2 años, vivo en Barcelona donde he creado “Relaccionate”. Ayudo a las solteros y solteras a pasar del deseo a la acción cuando realmente quieren conseguir el amor que merecen. A través de mi experiencia como facilitador en Programación Neuro Lingüística estoy especializado en que las personas salgan de su zona de confort cuando quieren conocer a esa persona tan especial. Creo que debemos superarnos día a día y una bonita forma de hacerlo es buscando el amor.

“Que tus miedos no te sirvan de excusa para conseguir el amor que mereces” Sergio Ochoa

 

A la hora de seducir, hay muchos miedos e inseguridades. ¿Qué consejos les das a tus clientes cuando utilizan las Redes Sociales y Tinder para reducirlas?

Lo primero que les digo es que tengan paciencia. Todo resultado viene con un proceso detrás, la constancia y la mejora continua son imprescindibles para conseguir el hombre o la mujer que desean. 

Los miedos e inseguridades siempre van a estar ahí. La diferencia entre el éxito o el fracaso está en cómo podemos gestionarlos y en qué situaciones. No es lo mismo gestionar un rechazo “en directo” que tener que irte para reflexionar cómo podrías haberlo hecho mejor. Las dos opciones son igual de válidas. Sin embargo, la primera te permite ser más eficiente y tener unos menores niveles de frustración. Somos una montaña rusa emocional y en la mayoría de las veces no sabemos cómo gestionarlo.

Las Redes Sociales son positivas por que nos conectan a las personas que tenemos lejos y negativas porque nos desconectan de las que tenemos cerca. Depende de cómo las usemos. Está muy claro que no es lo mismo gestionar una interacción real, que una detrás de un móvil. Las habilidades que se requieren para una u otra son completamente diferentes. 

Las herramientas que nos aportan las nuevas tecnologías en vez de usarlas a nuestro favor, en la mayoría de ocasiones, las usamos en nuestra contra. Nos permiten esconder nuestra timidez y nuestra capacidad de conversación real. Por muy bien o mal que se nos de seducir por internet siempre tenemos que acabar conociendo en persona a ese chico o esa chica tanto nos gusta. Creo que hay demasiado “postureo” y solo exhibimos la cara bonita de la moneda. Nuestras relaciones, como nuestra vida, tiene luces y sombras. La mayoría de relaciones fracasan porque estamos tan habituados a ocultar nuestras sombras que cuando salen a luz nuestro mundo se tambalea y nuestras relaciones llegan a su fin.

Mi consejo es claro: Más interacciones reales y menos detrás del móvil. Es como cualquier entrenamiento, al principio cuesta, pero creerme que merece la pena. Con la misma naturalidad que sacamos el móvil en el metro o en un bar para ver quien nos ha escrito, lo podemos hacer para saludar a la persona que tenemos al lado y desearle que tenga un buen día. Cuando lo hago en el metro de Barcelona, en ocasiones, me miran mal. Siento que en este sentido hemos retrocedido muchísimo.

Está claro que todos y todas tenemos deseos amorosos por cumplir y las redes sociales nos ayudan a encontrar las personas. ¿En qué ayudas a los y las valientes de RELACCIÓNATE que deciden pasar a la acción para encontrar las citas que desean sin dejar de ser ellos mismos o mismas?

Nuestro desarrollo personal es nuestro destino. En quién nos convertimos se acaba reflejando en lo que obtenemos. Tomamos miles de decisiones cada día, estas se convierten en hábitos, y estos nos dan como resultado la vida que tenemos hoy. 

Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo. Albert Einstein

Desde el proyecto Relacciónate ayudo a cambiar las relaciones que hacemos desde el móvil con personas desconocidas, por interacciones reales que podemos hacer con las personas que nos cruzamos en nuestra vida. Con esto cumplimos varias cosas, aprendemos a potenciar una habilidad que tenemos dormida, mejora nuestro estado de ánimo porque detrás de cualquier progreso interno hay una mejora emocional y además alegramos el día a la gente de nuestro alrededor. ¿Puede haber algo mejor?

Como decía Aristóteles, la felicidad humana consiste en hacer bien aquello para lo que estamos capacitados. Dar y recibir amor. Y qué mejor forma de hacerlo es a través de las interacciones que tenemos en nuestro día a día.

Es por ello que me gusta decir que ayudo a superar esos bloqueos que a veces nos paralizan y no nos dejan conocer a nuestra futura pareja. Durante el proceso, te ayudaría a conocerte mejor para poder aumentar  tu auto-motivación y tu auto-autoestima. Haciendo en muchos casos que puedas conectar con la persona sin necesidad de ninguna sustancia evasiva como el alcohol u otro tipo de drogas.  

Recuerda que cuando partimos de estados emocionales “negativos”, la mayoría de nuestros días tienden a ser grises y partimos desde un sitio muy alejado de donde queremos estar. 

Como todo adolescente, no sabías seducir y utilizabas el alcohol para perder la vergüenza ¿Cómo fueron tus inicios en el mundo del ligue y cómo te has transformado en un experto de las relaciones amorosas?

Crecí en un entorno en el que me llegué a creer que el chico más popular era el que más ligaba y el que más follaba. El llamado, por algunos libros, el macho Alfa.  A pesar de mis inseguridades yo lo intentaba una y otra vez. Siempre me llevaba los mismos chascos. Entre los amigos teníamos un código no escrito en el cual nos decíamos cuanto tiempo llevábamos sin practicar sexo. La presión me obligaba en ocasiones a mentir. Era un baremo social que definía y define el estatus masculino en relación sexo femenino.

Cuento esto porque la “metodología” que yo aprendí fue la siguiente. Tú quedas con tus amigos, bebes como si se fuera a acabar el mundo, y así te “quitas” la vergüenza. A partir de ahí si te encuentras con una chica, como era mi caso, y va en unas condiciones etílicas parecidas a las tuyas y hay “feeling” entonces hay match.

Con el consumo de alcohol no ligamos mejor. Hay estudios que demuestran que, en el momento que pasas de la segunda copa, tus capacidades disminuyen y se altera por completo nuestra visión de el momento. 

Lo que si conseguimos es: Una toma de decisiones temerarias, al día siguiente podemos arrepentirnos de haber hecho algunas cosas. Mal desempeño sexual, falta de erección con todo el daño psicológico que conlleva y por último separarnos de la realidad ¿te has despertado con alguien con quien realmente no deseabas?

Aprendí a ligar gracias a la mejor de las intenciones de mis amigos. Ensayo, prueba y error. Salía de fiesta por todos los bares, recorriéndome todos los pueblos en sus fiestas patronales. Con la intención de poder practicar y conseguir conocer chicas para así poder conseguir citas. No quería sentirme solo los domingos. Quería tener algo que contar el lunes.  

Me creí la frase: sin beber no me lo paso bien. Lo llevé de manera rutinaria a todos los fines de semana de mi juventud. Ligaba, en parte, gracias a la distorsión que me proporcionaban unos cubatas de más.

Un día conocí a una persona muy especial. Ha marcado de una manera muy significativa mi vida. Me enseñó que si sustituyes el alcohol por hacer el “idiota”,  te lo puedes pasar estupendamente. De niños siempre lo hemos hecho, solo hace falta abrirse para reírte de ti mismo/a. El objetivo: pasárselo bien desde la interacción con otras personas. Justo ahí fue cuando entendí que seducir solamente es una consecuencia y no un fin.

A partir de aquí mi mundo cambió y empecé a entender que hay muchas maneras de “quitarte la vergüenza” para hablar con chicas.

La Programación Neuro Lingüistica (PNL) te ayuda a gestionar el “impass” que hay entre el deseo, el bloqueo y la acción. Imaginaros ser capaz de hablar con quien quieras, cuando te apetezca en cualquier situación y poder callar esa “vocecita” que te sabotea para que no salgas de tu zona de confort.

Eres experto en programación Neuro Lingüistica. ¿Qué metodología has creado para lograr que solteros y solteras gestionen el impas que hay entre el deseo, el bloqueo y la acción?

He creado el MétodoPlay. En este novedoso método encontrarás todo lo necesario para pasar del deseo a la acción y conseguir el amor que mereces.

Consta de tres claros, sencillos e intuitivos pasos para ayudarte a desarrollar tu mejor versión. El primero consiste en detectar qué obstáculos se interponen en tu camino y afrontarlos. El segundo es fijar objetivos precisos que te permitan desarrollar un plan de acción estratégico hacia lo que realmente quieres. Y por último, el tercero es definir un conjunto de rutinas y hábitos que te permitan llevar un estilo de vida en Play

Te invito a participar en las sesiones del MétodoPlay y descubrir que existe una manera diferente de comunicarte contigo mismo y con las demás personas. Aprenderás nuevas herramientas de comunicación que te permitirán expresarte de manera efectiva y harás tuyo el MétodoPlay, dejando atrás tus limitaciones y liberando tu verdadero potencial.

¿Para quién es el MétodoPlay que has creado desde RELACCIONATE?

Hoy estaba en un grupo de amigos y ha pasado un chico. Una compañera literalemente se le caía la “baba” cuando ha visto pasar a ese hombre bajito, tan bien proporcionado y con una sonrisa imponente. ¿Sabéis lo primero que ha dicho? Por favor si alguien lo conoce que me lo presente, porfa, porfa, porfa. Ahí están sus miedos,(nuestros miedos), que nos impiden dar el paso por nosotros mismos. Los miedos boicotean y nos sirven como excusa para no ser responsables de lo que realmente queremos y dar un paso para conocerlo/a.

El método es para las personas que les gusta sentirse atractivos/as a los ojos de los demás. Saben comunicarse, sacarse partido, tienen una vida social activa pero notan una brecha entre la relación con sus amigos/as y la relación con una potencial pareja. En el momento que existe una atracción sexual, y no hay alcohol de por medio, se les pone el corazón a mil, y en la mayoría de los casos, ni tan siquiera intentan relacionarse con la persona.

En tus conferencias, talleres… Quieres que los hombres y mujeres encuentren una forma auténtica de atracción. Según tú, una buena sonrisa es una de las cosas más eróticas ¿Por qué? 

Cuando una persona cuida su autoestima, transmite seguridad, tiene objetivos en su vida y tiene hábitos de vida saludable entonces pisa con paso firme,  la felicidad es una consecuencia y eso atrae y mucho. Una sonrisa transmite mucho. Es una manera de nuestro lenguaje no verbal de decir al mundo: “Vivo desde el amor y la congruencia con lo que quiero”. ¿Te apetece compartir tu vida con la mía?

Para acabar, y mirando hacia el futuro, ¿cómo te gustaría que fuera el museo de tu vida? ¿Qué mensaje te gustaría que la gente se llevara de ti?


Guauu!!! Me encanta esta pregunta. Yo creo que los sueños están para ser vividos, por muy utópico que suene a algunas personas. Esta es mi filosofía de vida, si puedo dejar el mundo un poquito mejor de lo que me lo he encontrado, mi vida ya habrá tenido sentido. Una vez escuché en una entrevista que hacían a enfermos terminales y les preguntaban si se arrepentían de algo, y curiosamente, lo que más se arrepentían es de todo lo que no se habían “atrevido” a hacer en sus vidas. Creo firmemente que estar aquí, en este planeta, es un privilegio y un milagro. Mi mayor gratitud a este regalo es poder contribuir humildemente a mejorar la vida de los demás. No hay nada más bonito que un gracias de una persona después de haber compartido juntos algún momento de aprendizaje mutuo. 

Para terminar me gustaría que me recordaran no por lo que hago, ni por lo que digo, si no por cómo se han sentido estando a mi lado. Las relaciones personales a través del amor es lo más bonito que he podido y puedo vivir. La vida es demasiado corta para vivir una vida que no quieres, aprovecha tu tiempo, da lo mejor de ti y ponlo al servicio se los demás.

Entrevista realizada por Carla L. Mas


Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X