Soy Iván Gómez-Pardo, tengo 24 años y vivo en Hospitalet de Llobregat. A nivel profesional me considero un Health and Financial Coach realizando mis servicios en Barcelona. Mi objetivo profesional es hacer descubrir el propósito y la misión de cada persona. Así como ofrecerle los recursos, estrategias y herramientas necesarias para conseguir el cambio de vida que se merecen.

“El secreto del éxito es aprender cómo usar el dolor y el placer en lugar de que el dolor y el placer te usen a ti. Si haces eso, tendrás el control de tu vida. Si no, la vida te controlará a ti” Tony Robbins.

Tu objetivo profesional es hacer descubrir el propósito y la misión de cada persona. Más concretamente, ¿en qué les ayudas para obtener este objetivo?

Principalmente a conocer y gestionar sus emociones. Hoy en día no nos paramos a mirar hacia nuestro interior y precisamente es ahí donde está la respuesta a todo (Sócrates ya lo dijo hace más de 2500 años). Cabe tener en cuenta, además, cuál es el objetivo del cambio que andamos buscando, ya que saber hacia dónde se quiere llegar facilita las cosas. Por lo tanto, descubrir ese propósito, y la forma de conseguirlo, es otro de mis objetivos. Si, además, se combina con una inteligencia nutricional de saber cómo comer y qué comer, el cambio se vivirá con una mayor energía y entusiasmo. Al final, el estado de ánimo se puede cambiar simplemente con una buena alimentación; por eso, conseguir una actitud positiva es ahora más fácil que nunca.

¿Qué técnicas utilizas para lograr tus objetivos profesionales?

Con la PNL utilizo fundamentalmente el lenguaje. A través de él se pueden detectar las estrategias profundas de las personas y empezar a trabajar con eso. Cuando se han descubierto, se inicia un proceso de detección de creencias limitantes, valores, identidad… gracias a otras técnicas propias de la PNL. En resumidas cuentas, es la conversación lo que permite descubrir más sobre la persona y, una vez logrado, aplicar las técnicas oportunas: puente al futuro, cambio de submodalidadeshipnosis, TOTE-POPS, etc.

Con el Mindfulness no se hace simplemente una meditación y para casa. Existen estrategias para conseguir controlar mejor los pensamientos, aprender a aceptar ciertas situaciones, conseguir vincularte a tu presente, y tener una claridad mental para no enjuiciar ni vincularte a la emoción del estrés, las frustraciones… Existen dimensiones dentro del mindfulness que se aplican con ejercicios prácticos para ir haciendo del día a día una experiencia consciente única. Aunque si es verdad que los últimos minutos de sesión los dedico a una meditación guiada.

Y, finalmente, con en el seguimiento dietético utilizo diversas fórmulas con el objetivo de descubrir el metabolismo basal, el IMC (índice de masa corporal), ver cuántas kilocalorías se ingieren al día y cuántas se gastan. De este modo, es más fácil poder hacer un plan dietético personalizado, ya no solo de dieta, sino también de entrenamiento (si la persona así lo desea). Mi prioridad con los seguimientos no es hacer una simple dieta y punto, sino que la persona obtenga un aprendizaje con conciencia de qué alimentos se comen, por qué se comen… y cómo afectan a nuestro organismo. El objetivo último, y el más importante, es ganar inteligencia nutricional para que, en último término, la misma persona pueda llegar a hacerse sus propios planes dietéticos.

Para conocer más sobre tus entrenamientos con el fin de lograr una vida más sana, ¿cómo es una sesión contigo?

En las consultas de PNL el tiempo estimado es de 1:30h (pudiendo prolongarse hasta las 2h. dependiendo de la persona y del caso). En la primera parte se trata de mantener una conversación para encontrar incoherencias y descubrir la estructura profunda, que es la raíz del problema. Por tanto, aquí se busca desde dónde trabajar. He tenido casos en que la persona viene con un problema y, al final, se descubre que la raíz de éste viene por otro motivo más profundo.

En la segunda parte se recoge aquello que se ha descubierto de la primera parte, para irlo trabajando con el fin de encontrar la solución, o aportar una nueva persepctiva. Al final el trabajo es de uno mismo. Yo simplemente muestro lo que hay más allá de las palabras. Desenmaraño la madeja y doy las herramientas y estrategias adecuadas.

En las sesiones de Mindfulness el tiempo suele ser una hora, reservando el último cuarto a la meditación guiada. Los otros 45 minutos se plantea el posible problema, se indaga la forma de abordarlo y, finalmente, se enseñan ejercicios prácticos (ya sean respiraciones, posturas corporales, atención plena), entre otras técnicas, para que la persona pueda trabajar día a día por su cuenta.

Por último, el seguimiento dietético oscila entre los 40min. y la hora de consulta. Primero se plantea el objetivo y se agenda, es decir, se pone una fecha. Luego se hace la anamnesis con los datos importantes y prioritarios. Se hace un análisis de la alimentación y estilo de vida (los hábitos son una gran fuente de información). Se toman las medidas y el control del peso y se puede realizar (a elección del cliente) el uso de fotografías para ir viendo el avance a través de los meses. Finalmente, se concluye la visita con el plan bien establecido y su posterior envío vía mail (dieta-entreno).

Tres espacios muy necesarios y importantes para encontrar el bienestar en nuestra rutina, ¿a quién le puede interesar este acompañamiento mental, emocional y nutricional?

Al contar con mi tridente (PNL – Mindfulness – Seguimiento dietético), puedo ofrecer salud integral a toda persona que lo necesite. Al final, ser capaz de gestionar las emociones, los niveles de ansiedad y estrés, y llevar una alimentación que lo acompañe, beneficiará gratamente a la salud a nivel físico, mental y espiritual.

Por tanto, mis servicios se orientan en ayudar a personas que se sientan estresadas, agobiadas o con ansiedad, que no sepan gestionar las situaciones de su vida. También le interesaría a personas que les cueste dormir, a aquellas que sientan que el tiempo y la vida pasan de forma fugaz y no son capaces de sentirse realizados/as. Incluso si necesita aprender a gestionar los ingresos y gastos, también ofrezco la posibilidad de formación y asesorías en temas vinculados con la libertad financiera, pues existen estrategias para conseguirlo y lograr llegar desahogado a fin de mes.

Trabajo básicamente con todos estos temas, pero creo que la primera misión debe ser encontrar quién eres y para qué has venido a este mundo.

Supongo que esta pregunta ya te la habrás hecho muchas veces. ¿Cuál es tu propósito de vida? ¿Qué beneficios has experimentado desde que eres consciente de él?

Mi propósito de vida es conseguir que las personas lleguen a descubrir su verdadera identidad, su verdadero SER: ¿Quién eres? Una vez resuelta esta gran incógnita, el siguiente paso es guiarlos para que ellos descubran su própia misión y logren llevarla a cabo. Si sabes quién eres y hacia dónde vas, el resto viene dado.

Por eso, desde que descubrí a qué quería dedicar mi vida, todo ha cambiado. El cambio más radical fue decidir dejar el trabajo que tenía en el mundo de las ventas y la logística. Un trabajo fijo, con un sueldo acomodado y una carrera por delante, para dar un salto de fe y perseguir mi verdadero propósito. Puede que al principio fuese difícil, y tuviera que dejar muchas cosas atrás pero… ¡Nadie es profeta en su tierra!

Supongo que esta experiencia profesional tuvo un gran impacto en quién eres, ¿podrías contarnos un poco más acerca de tus aprendizajes?

¡Exacto! Antes de dedicarme por completo al mundo de la psicología y del coaching, estuve una temporada trabajando en el sector de la logística. En una empresa en concreto (que no revelaré el nombre), conté con la supervisión de un hombre que fue decisivo en mi vida. Cada mes y medio realizabamos mentorings. A lo largo de sesiones de hora y pico me iba haciendo un seguimiento tanto profesional como personal.

En estas sesiones mi supervisor enfatizaba mis puntos fuertes y me proponía ideas para potenciarlos. Remarcaba los débiles y cómo transformarlos en positivos. Sin duda, el tiempo que estuve bajo su cargo me permitió conocerme mejor, pero ya no solo a nivel profesional (a través de la gestión de equipos, asertividad en determinadas circunstancias), sino también a nivel personal al ver cuáles eran mis actitudes y aptitudes. Sin duda le debo mucho, pues nunca olvidaré muchos de los consejos que me dio y que me han permitido crecer más fuerte y lleno de confianza.

Muy necesario el mentoring para conocerse y crecer. A nivel personal, ¿cuál ha sido la experiencia más reveladora? 

A los 14 años entré en la fase más difícil de mi vida. Cogí una agorafobia de tal magnitud que no me atrevía ni a salir de mi propia habitación. Por tanto, no iba a clase, no salía a la calle, no quedaba con mis amigos, entre otras cosas. De ahí que, finalmente, acabara entrando en una depresión que me dejó sin ánimo de nada: comía lo mínimo, no me relacionaba ni con mis padres… Así que, cuando por fin conseguí superar eso, de la mano de profesionales y mi familia, me hice la promesa de no permitirme volver a ese estado nunca más. Supongo que ese fue uno de los motivos que impulsaron a mi padre a descubrirme la PNL (programación neurolingüística) y acabar dedicándome a ello para ofrecer ayuda a los demás.

Estoy convencida que durante esta experiencia personal tan dura empezaste a ver la importancia que tiene para ti cultivar la mente, cuidar el cuerpo y escuchar el corazón; ¿es así? 

Mens Sana in Corpore Sano” es la frase que puede resumirlo muy bien. Al final, el organismo es un todo interconectado consigo mismo y con el universo; esto no es algo que diga yo, ya que este pensamiento se encuentra en la filosofía budista (y cada vez más en la ciencia). Lo que piensas afectará a tu cuerpo del mismo modo que el tipo de comida que ingieras. A veces si nos parásemos a escuchar a nuestro corazón, descubriríamos la infinidad de cosas que tiene que decirnos (entre ellas la de cuidarnos).

Por ello, mantener la salud integral debe ser lo primordial: Preocuparse por uno mismo y sus emociones (corazón), vivir de forma activa y dinámica incorporando el deporte a la rutina diaria (cuerpo) y dar permiso para estar en constante aprendizaje y autodescubrimiento (mente). Todo esto te posibilitará el llegar a ser una persona exitosa, en cualquier ámbito de tu vida, al existir una coherencia y orden interno (ordo ab chao – orden del caos).

Has mencionado grandes citas filosóficas. ¿Cómo te han influido tus estudios universitarios en filosofía?

Resumiría mi experiencia del grado de filosofía usando a dos autores.

Recupero el aforismo de Ludwig Wittgenstein: “Wovon man nicht sprechen kann, darüber muß man schweigen” (De lo que no se puede hablar, mejor es callarse)

Y, en general, todo el contenido filosófico del estoicismo de Marco Aurelio. El romano nos brinda una sabiduría que, salvando las distancias, podría parecerse a lo que hoy conocemos como “Mindfulness”. Filosofía práctica para el ahora.

Para Eres Cambio, la persona que puede integrar sus vivencias personales, como tú nos has contado, debe tener mucha fuerza interior. ¿Cómo la defines tú? 

Podría definirla en una palabra: Resiliencia. Entiendo la fuerza interior como la apacidad que tiene cada persona de recuperarse frente a la adversidad y seguir proyectando hacia el futuro; creo que la fuerza interior es la que nos permite seguir avanzando hacia adelante para alcanzar nuestros objetivos (cueste lo que cueste).

Hemos hablado de la importancia de las emociones, ¿cómo logras conectar con el estado emocional de felicidad en tu día a día?

La felicidad es un estado emocional en el que encuentras que tus necesidades humanas están cubiertas. Por lo tanto, lo que hago es descubrir cuáles son mis necesidades (hay ejercicios de coaching para ello) y de qué forma cubrirlas. Así, al conseguirlo logro ese estado emocional de felicidad que solo se puede encontrar en el momento presente, y te lleva un instante. Olvídate de los bienes materiales y las efímeras experiencias de pseudofelicidad a través del alcohol o drogas; este estado es solo propio de un SER en coherencia consigo mismo y con consciencia plena. Trasciende del mundo material.

Para acabar, y mirando hacia el futuro, ¿cómo te gustaría que fuera el museo de tu vida?

Lo dividiría en dos partes, en la primera me gustaría mostrar a todas y cada una de las personas que me ayudaron y permitieron llegar a donde estoy hoy. Tener la oportunidad de brindarles mi agradecimiento por todo lo que hicieron por mi.

En la segunda, mostrar a las personas que tomaron la decisión de dar un cambio en sus vidas y me permitieron guiarles para conseguir encontrar su misión y propósito.

Y, como no podía ser de otra manera, una tienda de “merchandising” donde se pudieran obtener todos los libros, películas,… que me inspiraron y me aportaron todo el conocimiento que me permitió transformar la vida de las personas. (El conocimiento debe compartirse para que todos podamos beneficiarnos).

Entrevista realizada por Carla L. Mas


Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X