Veronica Grubicy - Coach especializada en superar tu frustración

Soy Verónica Grubicy, tengo 47 años y nací en Mar del Plata (Argentina). Después de 10 años de aceptar que debía tener a mi hermana lejos de mí, decidí dar un salto al vacío, dejar todo lo cómodo y conocido y venir a vivir a Barcelona con ella. Por suerte, en Barcelona he podido continuar con mi profesión como Coach. A partir de mi experiencia personal ayudo a transformar la frustración, que todos en mayor o menor medida sentimos, en la energía necesaria para conseguir las metas diarias y objetivos que nos proponemos.

“La frustración surge de la fantasía mental no cumplida en la realidad que vivimos.” Verónica Grubicy

Todos tus clientes, tienen un denominador en común, la frustración. Defínenos cuáles son los síntomas de una persona frustrada que necesita ayuda de una profesional para vivir más tranquila y mejor.

Las personas frustradas sienten que ya no tienen fuerzas para nada. Da lo mismo si se esfuerzan por lograr lo que siempre han querido. Que no importa lo que hagan, su vida es una repetición día tras día de sensaciones de agobio. 
La frustración es sentir que querrían poder irse a cualquier lado, creyendo que eso cambiaría las cosas, pero en realidad, su frustración interna le acompañará. Sin un trabajo para aceptar y transformar esa situación, no hay nada que hagan que les devuelva la alegría del día a día.

Hoy en día trabajo con mujeres que están pasando por procesos de transformación profesional y personal similares al mío ya que pienso que si yo fui capaz de hacer ese cambio otras mujeres también lo son. Eso sí, yo siempre tuve muchísimo apoyo de coaches y terapeutas y por eso creo firmemente que no es posible pasar por un proceso similar sin tener ayuda exterior. 

Eres experta en cómo superar la frustración, por tu formación como Coach y sobre todo tu experiencia personal. ¿Qué tuvo que vivir Verónica Grubicy para transformar la frustración en energía para cumplir sus sueños? 

Así es, mi experiencia personal y porque yo SE que puedo ayudarte, es que me han pasado muchas cosas, me he casado con quien no debía, he elegido siempre mal el camino profesional, no he seguido mis sueños por comodidad o por mandato… Eso ya no importa. Durante más de veinte años, mi realidad no era como mi fantasía mental y me llevó a enfermarme. Todo la frustración es una bomba de tiempo, y la bomba explotó.

Me diagnosticaron cáncer de mama, y cuando estaba terminando el tratamiento, me diagnosticaron un segundo cáncer, en la otra mama de origen diferente. Más agresivo y de desarrollo más veloz que el anterior. Ahí fue cuando realmente creí que todo iba a terminar, que todo lo que había sufrido, aceptado y resignado, me había llevado hasta ahí. El médico diciendo: “Esta vez es grave, vamos a tener que atacarlo con TODO, pero necesito saber si vas a querer vivir”. En ese momento, obvio, dije que SI, entonces el médico me dijo, pero estás segura, ¿no? ¿O me lo decís por respuesta refleja?

Y ahí fue donde me replanteé toda mi vida, todo lo que había hecho y lo más importante, qué iba a hacer. Decidí retomar mi vocación, que siempre fue ayudar a la gente, escucharlos, acompañarlos, encontrar una solución. Ahí apareció el coaching que juntó mis ganas y con mi experiencia, hacen que ahora todos los días valgan la pena, que ya no acepto NADA que no quiera. Esa es mi transformación. Y me gustaría preguntarte, ¿y la tuya?

¿Por qué es tan común sentirnos frustrados y frustradas hoy en día?

Vivimos en una sociedad donde si no logras determinados estándares sociales, determinadas relaciones y experiencias, te sientes fracasado/a. Pero… ¿Y si esos no son nuestros objetivos de vida? ¿Acaso todos nos hemos parado a pensar quién dice cuáles son los correctos? Porque en esta disyuntiva es donde surge la frustración.

Cada día que nos mantenemos en el cauce que nos han impuesto, nos va deteriorando en lo personal poco a poco. Necesitamos poder identificar lo que queremos para nosotros, porque en el complacer al resto esta nuestra ruina de expectativas, de desarrollo y realización personal.

Una vez que detectamos qué es lo que nos frustra, en el ámbito que sea, solo debemos aprender técnicas para transformar ese agobio en algo que nos impulse a cambiar la forma en que nos movemos por la vida.
Ahí, en ese momento descubriremos la posibilidad de esa transformación total, logrando mayor felicidad, más tiempo libre, aumento de la energía vital para realizar las tareas diarias y las que siempre quedan pendientes, por no hablar de relaciones sociales mucho más satisfactorias (pareja, hijos/as, jefe/a….).

Para conocerte como profesional, ¿qué ofreces en tus sesiones presenciales u online?

Al trabajar conmigo, se puede identificar qué es lo que frustra, partimos de identificar y aceptar. Esa es la base para que una transformación se pueda llevar a cabo. Cuando hablo de transformación es de tu día a día, de las cosas o situaciones que hacen mal. Mi manera de trabajar depende un poco de la metodología elegida:

De manera personal: nos sentamos a charlar, café de por medio y vamos descubriendo junt@s, qué es lo que te agobia, y una vez detectado vamos buscando mecanismos para poder transformarlo.

En las sesiones grupales de 4, la dinámica es diferente, buscamos un tema en común y entre todos vamos buscando las respuestas que necesitamos. Aquí lo que se da es la conciencia de que no te pasa sólo a TI, que hay más gente a la que le pasa lo mismo. Ese apoyo y ver las situaciones desde afuera, genera un impacto muy fuerte y positivo. 

Luego están los talleres, de pago y/o aportación voluntaria, con diferentes duraciones (2- 4 u 8 horas). Desarrollamos diferentes técnicas de introspección, compartir descubrimientos a través de los trabajos realizados, proyectar el camino a seguir,  etc. Es una dinámica diferente, porque es un proceso más general, pero permite iniciar e identificar lo que necesitamos transformar. 

¿A quién le pueden interesar más tus servicios para superar su frustración y vivir más tranquilo/a? 

A quienes sienten que ya no pueden más, que querrían otra vida para sí mismos, que creen que hagan lo que hagan nada va a cambiar.  Cuando hasta las cosas más sencillas (como que hay mucha gente en el super o no poder encontrar lugar para aparcar el coche), provocan un desequilibrio emocional (sensación de ira, angustia, impotencia, etc.) que no puedes controlarlo, quizás habría que considerar qué es lo que está generando ese malestar. Yo puedo ayudar, a identificarlo, aceptarlo y modificarlo.

Puedes dar un ejemplo concreto del proceso de frustración que ha vivido una de tus clientes. 

Una clienta estaba cansada todos los días, no tenía vida, simplemente se levantaba, trabajaba, se ocupaba de la casa, de sus hijos y se iba a dormir, así día tras día. Un día consultó conmigo y empezamos a trabajar. El día que llegó me dijo que ya no podía más, que ojalá pasaran rápido los años que le quedaban, para que todo terminara, porque su vida no le gustaba, estaba harta, era una rutina constante. Entonces comenzamos a buscar el origen de tanto cansancio y agobio. La primera conclusión fue que no le gustaba su trabajo, pero claro, había que pagar las cuentas. Comenzamos a buscar la forma de trabajar la aceptación de esa realidad, identificar lo que sí le gustaba, qué prefería y fuimos armando estrategias para que no fuera su trabajo lo que la agobiaba. Luego llegamos a la casa. El marido y sus hijos eran lo que la sostenían, no quería cambiar eso, pero sí pudo cambiar cómo ella se relacionaba. Cuando ella llegaba a la casa quería que estuviera todo limpio, ordenado y eso hacía que no pudiera relacionarse con su familia. A ellos no les importaba que todo brillara, preferían sentarse a charlar o compartir un rato. Así cambió su realidad familiar y no hizo falta ni divorcio, ni abandonar a los hijos, ni nada por el estilo (como se había planteado meses atrás a la desesperada). Hoy cambió su rutina, se levanta, desayuna con su familia, se va a trabajar, VA AL GIMNASIO (algo que quería para ella y no encontraba la forma), luego vuelve a casa y comparte la tarde, cena y se va a dormir feliz y en paz con su realidad.
Así es como se transforman realidades, paso a paso, con las herramientas que tenemos, buscando la forma de aceptar y transformar. Cuando estamos agobiados todo es malo, pero cuando vamos separando punto por punto, no todo es malo, y lo que no nos gusta se cambia para lograr un balance y poder disfrutar del día a día.

Los procesos de Transofrmación de la realidad duran entre 5 y 10 sesiones. ¿Cuál es el primer paso para cambiar el sentimiento de frustración?

Sin duda alguna, el primer paso es la aceptación. Sin aceptación de la realidad no hay cambio posible, por eso, como se dice con las adicciones, el primer paso es aceptarlo. Una vez aceptado, solo se puede trabajar en 2 caminos, o se acepta y transforma o se resigna. Y ahí, en la aceptación, es donde la magia comienza.
Una vez que se acepta ya no hay marcha atrás, porque ya sabes cual es TU realidad, si te gusta o no. Porque remarco lo de TU realidad, porque seguramente habrá gente a tu alrededor que te diga, -¿sabes cuántos querrían estar como vos?- ¿sabes cuántos querrían ese trabajo?
Pero Tu realidad es la que es y si no te gusta, se puede cambiar

Así es como se transforman realidades, paso a paso, con las herramientas que tenemos los coaches, buscando la forma de aceptar y transformar. Cuando estamos agobiados todo es malo, pero cuando vamos separando punto por punto, no todo es malo, y lo que no nos gusta se cambia para lograr un balance y poder disfrutar del día a día. 

Después de aceptar la realidad, debemos pasar a la acción ¿qué es la fuerza interior para ti?

La fuerza interior para mi es la resiliencia (ver mi vídeo sobre resiliencia), es la capacidad de aceptar que no todo está bien y cambiarlo. Es tomar la fuerza motora de tu interior y usarla como motor que te impulsa en lugar de usarla como ancla.

¿Cuál es tu definición de felicidad? ¿Cómo logras serlo en tu día a día?

Ufff, que pregunta. Mi definición de felicidad es el silencio en tu interior. Mucha gente cuando quiere hacer algo, dice, escucha la voz de tu interior. Yo creo que cuando las cosas que haces están en equilibrio con tu interior NO escuchas nada, no hay voz, no hay murmullo, NADA. Esa es para mi la clave de saber que estás en el camino correcto.

La felicidad para mí está sobrevalorada, es como la gran meta a llegar, EL SER FELIZ, a mi no me parece. Considero que después de todo lo que he vivido, la felicidad es el día a día y está en todo lo que hacemos, está en el abrazo de un hijo, en el café con un amigo, en el caminar por el mar. Puede sonar poético pero realmente lo creo. Creo que en el capitalismo perdemos de vista lo que es importante, ojo, que a mi también me gusta comprar, viajar, etc. Pero no es eso para lo que estamos aquí mientras dure nuestra vida.

Yo logro ser feliz con lo que quiero cada día, ver a mi hija seguir creciendo, tomar una café con mi hermana, tener un techo y una cama en un día de mucho frío. Quizás suena inventado, pero no se olvide querido lector, que en 2 momentos de mi vida no creí llegar hasta este día. Eso hace que las cosas se pongan en perspectiva, creí que no iba a ver a mi hija terminar su bachillerato y aquí estoy, creí no poder tomar más cafés con mi hermana y ayer tome uno. Eso es la felicidad para mí. Y me gustaría que esta entrevista ayudara a reflexionar qué acciones diarias te hacen a ti feliz, porque sino tu nivel de frustración aumentará cada día, hasta que ya no puedas controlarla.

Para acabar, y mirando hacia el futuro, ¿cómo te gustaría que fuera el museo de tu vida?

El museo de mi vida, me gustaría que fuera como una galería de arte. Que se cuente mi historia, mis angustias, mis sufrimientos, mis evoluciones, las formas en que he ido cambiando y evolucionando. Quiero que cuando la gente oiga mi nombre piensen en la resiliencia, que sepan que todo es posible, que aún en los momentos de más angustias, ese momento donde crees que no puedes más, siempre se puede, y se cambia y se logran los sueños más descabellados si tienes la ayuda que necesitas. Que les quede un impacto, que haga que transformen sus vidas, sabiendo que si yo pude, TODOS PUEDEN.

Entrevista realizada por Carla L. Mas


Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X