¿Cuándo te diste cuenta que no has aprendido a amarte?

¿Últimamente te has dado cuenta que desde pequeña te enseñaron a no ser tu misma? A ponerte en segundo lugar, a olvidarte de ti, a dar besos a familiares que apenas conocías, callar en reuniones, permanecer quieta, sentada, en silencio, no moverte para no mancharte, no ponerte ese vestido que te encantaba para no estropearlo, conformarte a compartir un juguete con un niño que no conocías… ¿Te suena?

Podría continuar con una lista larga, muy larga de acciones , actitudes y comportamientos que se esperaban de ti.

Pero realmente ¿Dónde quedaban tus sueños, tus deseos? ¿Dónde están ahora? Quizás hace tanto tiempo que los escondes para que no te duelan, que ni los recuerdas.  Quizás llevas mucho tiempo desconectada de ti, sin escucharte, sin atenderte, en definitiva, sin amarte.

Y sinceramente ¿No crees que ya es hora de dejar de sobrevivir y empezar a VIVIR?

Empieza a VIVIRTE y AMARTE con letras mayúsculas.

Yo estuve ahí.

Es un proceso mágico que duele porque no sabemos cómo hacerlo, desde dónde hacerlo, qué hacer para volver a ser una misma, para descubrirse, para conectar las partes dormidas con la mujer que late dentro de una reclamando su espacio, su tiempo, sus sueños,  su vida.

Analizando todo lo que me ha sucedido, todo lo recorrido, transitado, superado hasta llegar a amarme de forma plena, consciente y sin culpabilidad, me he dado cuenta de acciones, actitudes que  han sido pilares para volver a mí.

Hoy quiero compartir contigo 5 actitudes que he tenido que aprender, sostener y convertir en no negociables para aprender a amarme:

1 – No te olvides nunca de quién eres.

Hay que recuperar desde la libertad total , sin juicios, sin opiniones exteriores, sin consejos familiares, sin doctrinas, los recuerdos de cómo eras, qué querías, cuáles eran tus sueños, qué te gustaba, qué te hacia sentir plena y únelo a lo que sientes ahora, a lo que “te mueve” por dentro, te conecta a tí y te hace feliz.

Haz una lista de tus sueños y tenla siempre presente, no te olvides de ella, no la pospongas, no la ocultes, no la pongas en segundo lugar.

Eres tú, tu esencia, lo que te mueve, te activa, te hace vibrar y te hace vivir.

Olvidarte de tus sueños, nunca puede ser tu opción, tener tu lista de sueños presente cada día de tu vida  es Innegociable.

2 – No te abandones, tú lo eres todo para ti

Si tienes una “lista” de felicidad, sabes quién eres y lo que quieres, no la olvides, activa todo lo que hay en esa hoja, nadie puede ni debe hacerlo por ti. Tu eres tu centro, tu motor , el inicio de todo, tu eres tu fuerza y tu energía, tu generas tu propia vida, no la abandones nunca.

Empieza por pequeñas acciones que sumadas, poco a poco, lo cambiaran todo y te llevarán a la vida que quieres vivir. Busca tus motivaciones, acciónalas, planea tus premios, celebra la vida y no te alejes de ti.

¿Abandonarte? Nunca, es Innegociable.

3 – No te conformes ni aceptes algo que no está en coherencia y resonancia contigo

Quien vive con las decisiones que tomas eres tú, ya no eres una niña, sabes lo que quieres, pon encima de la mesa tus valores, lo que quieres en tu vida y lo que no quieres, da coherencia y sentido a tus SI y a tus NO.

Alinearte contigo misma y con tus pilares éticos , es Innegociable.

4 – No dejes de luchar por tus sueños

Da igual lo que te digan, escúchalo y valóralo; sin embargo, tus sueños son tuyos, son tu propósito, tu pasión y no debes renunciar a ellos. Estás aquí para vivir y sentir lo que has decidido vivir y sentir, es así de simple y es así de complejo.

Tus sueños son el motor de tu vida, tu luz, tu misión y tu esencia, no los apagues, no los pospongas, mantenlos en ti y crea un plan para que lleguen a tu vida. Si tú eres feliz, todas las personas de tu alrededor que han querido mantenerte “en zona segura” para evitarte “dolor”, entenderán que era un camino necesario para llegar a tu felicidad y la compartirán contigo.

Luchar por lo que te hace vibrar, está en tu alma y tu esencia, es Innegociable.

5 – Trátate con amor, ternura, comprensión y respeto

Igual que eres así con tus hijos, pareja, familia, amigos. Tienes que ser así para ti. Cómo te hablas, qué te dices y cómo te lo dices es algo que debes cuidar. Hazlo siempre desde el cariño, entendiendo y abrazando tus luces y tus sombras. Nada es bueno o malo en valor absoluto, lo que hoy puede parecer un error, con el tiempo descubres que era la lección, el aprendizaje de vida que necesitabas para avanzar y afianzarte.

Caer no es malo, abrazarte , consolarte y ser comprensiva cuando caes, te enseña a levantarte cada vez mas rápido, con menos dolor y valorar cada paso que haces de pie. Celebra tu vida, sé tierna contigo, abrázate a ti misma.

Ámate, hacerlo es Innegociable.


Soy Gemma Seguí Muñoz,  he creado el método A.H.A.S, dónde he fusionado todas mis experiencias de vida, todo lo que he transitado y superado con diferentes herramientas de crecimiento y desarrollo personal , como el coaching estratégico, que a mí me han funcionado para que ahora te funcionen a ti y te permitan  ser una mujer TOTAL, una mujer que desea vivir en mayúsculas y a todo color.

Ponte en contacto conmigo para tener una sesión de valoración gratuita y poner color a tu vida. Te leo en los comentarios.



Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X