Soy Maria Cinta Díaz Suárez, tengo 45 años y vivo en Barcelona. Facilito y acompaño procesos para superar las dificultades sexuales y las relaciones amorosas difíciles; siempre respetando y mimando el cuerpo. Soy una Terapeuta Gestalt formada en Tantra y Psicosomatología.

“El odio nunca será vencido por el odio, sino por el amor”

Cuéntanos un poco más acerca de tu acompañamiento cuando hay dificultades sexuales y/o amorosas, ¿en qué les ayudas a estas personas?

Mi acompañamiento consiste en mejorar la calidad de sus relaciones sexuales y amorosas. A veces son las parejas las que se interesan por mejorar sus relaciones íntimas y otras veces son individuos, hombres o mujeres que quieren tratar su sexualidad de forma individual. En cualquiera de los casos, es la propia pareja quien decide cómo quiere llevar su proceso.

¿Qué sentimientos tiene una persona o pareja cuando deciden iniciar un acompañamiento contigo? ¿De que se benefician una vez terminado el proceso?

Muchas veces son hombres o mujeres que se sienten obligados a “cumplir” sexualmente con sus parejas. A veces, sólo es cuestión de frecuencia, pero otras veces hay realmente una inapetencia absoluta de una de las partes; esto suele llevarse en silencio y genera otros tipos de problemática que alejan a la pareja de la armonía. También hay temas de fantasías frustradas que se llevan en secreto, a veces, sólo hablarlo y normalizarlas, libera a la pareja de un estrés importante.

En este espacio de acompañamiento generamos un clima de transparencia y de confianza para que la pareja se abra en la comunicación y expresión y si es un miembro aislado el que consulta, hablaremos de cómo enfocarlo en privado.

Va a potenciar su autoestima y su seguridad en vista de la aceptación y ausencia de juicios que se genera con este trabajo. Este cambio beneficioso va a proyectarse en otros aspectos de su vida aumentando su alegría y creando relaciones más ricas.

Eres Terapeuta Gestalt formada en Tantra y Psicosomatología. ¿Podrías explicarnos un poco más sobre las técnicas para que la pareja o la persona pueda disfrutar de sus relaciones sexuales y amorosas?

Dentro del Tantra podríamos hablar de tres técnicas: la bioenergética; el masaje tántrico (contacto) y los ejercicios respiratorios. La mayoría de las sesiones son una combinación de éstos elementos y, a veces añado alguno más como el movimiento y la meditación. Dependerá de la problemática de la persona y sus necesidades.

Con la Psicosomática Clínica y Humanista pretendemos encontrar el conflicto emocional que ha creado el problema que trae a la persona a consulta. Es una indagación en la historia de la persona y, a veces, hay que ir más atrás en el tiempo, generalmente aparece un trabajo con los padres.

La Terapia Gestalt está de fondo en todo el proceso y una de sus funciones importantes es la de tomar la responsabilidad. Es importante mantener un compromiso respetuoso entre el/la cliente/a y la facilitadora que después la persona aprende a aplicarlo en las diferentes áreas de su vida. En especial, con sus relaciones amorosas y sexuales.

Ahora que ya conocemos cómo ayudas, ¿cómo es una sesión contigo?

Siempre concertaremos una sesión inicial que dura dos horas y que tiene un precio más económico. En ella la persona o la pareja expone el tema a tratar y yo le doy el enfoque del trabajo que considero óptimo y el tiempo que calculo que puede necesitar el proceso. Además esta primera sesión sirve para que las dos partes, tanto yo como el cliente/a, sintamos si nos apetece trabajar juntos/as o no. Es un espacio muy importante para tomar esta decisión, y debe ser sincera y respetuosa. Hay que contar con las incompatibilidades que a nivel de sensación se dan entre las personas, todos habréis sentido alguna vez “con tal persona no hay “feeling”.

Después de esta sesión, en caso de que la persona necesite entender el origen de su conflicto o de su comportamiento en la sexualidad, iríamos a una sesión de psicosomática donde trabajamos con la historia familiar. Y si no es necesaria tal indagación pasaremos directamente al trabajo con el cuerpo. Estos trabajos se basan en ejercicios respiratorios y masajes que ayuden a aumentar el flujo de la respiración y la consciencia del cuerpo, así como trabajos concretos musculares en las zonas de más densidad energética. El formato del trabajo combina conversaciones y dinámicas para externalizar los sentimientos. El trabajo corporal tiene mucha relevancia para conectar a la persona con sus necesidades menos evidentes.

Todo esto sirve para aumentar el nivel de placer y de disfrute no sólo en los espacios de contacto sexual sino en todos los aspectos de la vida. Hay personas que eligen un proceso basado en esta técnica de trabajo, porque saben que sin mediar muchas palabras el cuerpo va a entender muchísimas cosas. Después de un trabajo continuado las personas consiguen aumentar la sensibilidad en el cuerpo y en el campo emocional, aumentar la confianza en una/o misma/o durante sus relaciones sexuales y amorosas.

Los procesos de transformación requieren de tiempo, ¿por cuánto tiempo debería comprometerse la persona hasta ver cambios significativos?

Cada persona tiene su propio ritmo de progresar pero generalmente no son menos de diez sesiones las recomendadas para una mejora perceptible. La duración de las sesiones de masaje tántrico va de las dos horas y media hasta las tres o, a veces, un poco más. Respetando el ritmo orgánico de esa persona en ese momento. Las sesiones de terapia gestalt están muy determinadas en el tiempo y son de cincuenta y cinco minutos. Las de psicosomática y bioenergética duran 90 minutos y a veces, hacemos alguna sesión doble si consideramos que es mejor no interrumpir ciertos trabajos.

Es un trabajo profundo y muy necesario cuando se sufre. ¿A quién le puede interesar tus servicios?

Muy recomendable a personas que sienten celos fuertes y que, quizás debido a ello han perdido la autoestima. También a todas aquellas personas que sienten poco placer en sus relaciones sexuales, quizás han perdido sensibilidad y ahora ha disminuido mucho el apetito sexual. O las que sienten la energía muy baja y les cuesta ponerse a hacer el amor. Personas que eyaculan demasiado pronto o que se sienten obligadas a practicar el sexo de determinadas formas o con una frecuencia indeseada. Personas con fantasías sexuales secretas que no pueden abrirse a sus parejas para hacerlas participar de sus deseos. Aquéllas que tienen alguna zona del cuerpo “intocable” y desean incorporarla en su intimidad o las que han sufrido abusos sexuales y quizás se sienten inhibidas por ello.

A nivel personal tu también has vivido procesos de transformación. ¿Cuál ha sido la experiencia personal y profesional que más impacto ha tenido en ti?

Mi propia evolución ante lo que me parecía imposible lograr: poder tener una relación de pareja feliz y sin que los celos me dominen. He pasado por muchas vivencias dolorosas durante muchos años en relación a este tema. Desde sufrir unos celos extremos en mi primera relación a los 17 años. En la que propuse a mi pareja no mirar a ninguna mujer por la calle, a mi relación actual en la que hemos compartido una maravillosa formación tántrica con un grupo mixto y con experiencias sensuales muy íntimas con otras personas. Ha habido un proceso de crecimiento muy importante y muchas veces me rendí antes de retomar el trabajo.

Y, profesionalmente, después de darme cuenta que la carrera universitaria que había elegido no me interesaba en absoluto, me dediqué a estudiar lo que me apasionaba desde niña: la pastelería. Después de terminar, trabajé varios años en mi propio obrador y en otros. Un día decidí dejarlo todo para seguir mi proceso de sanación personal. Renuncié a mi pareja y todas mis pertenencias, desde mi moto hasta mi negocio.

Somos muchas las personas que hemos vivido una grave ruptura amorosa y menos las que han podido tener un proceso de sanación personal. ¿Qué es para ti esencial para lograr esta transformación?

Es necesario creer en tu derecho innato a ser feliz y, si no te es posible aceptar eso, te recomiendo pedir acompañamiento terapéutico antes de iniciar cualquier acción. Es muy importante detectar toda la información inconsciente relacionada con historias pasadas que hoy te pueden estar impidiendo la armonía en la pareja. Una vez te familiarizas con esa información inconsciente y “te haces amiga/o de ella), debes rendirte a lo que es, a lo que tu sabes y estás viendo. Para ello te va a ayudar observar tu estado presente sin juicios, dando lugar a los sentimientos que se derivan de esa observación, a las emociones, permitiendo la tristeza y lo que surja.

Centra toda la atención en ti y fíjate todo el tiempo qué es lo que haces, qué es lo que querrías hacer y, para qué. Habla de tu proceso en entornos seguros de apoyo y escucha, y NO dónde te den consejos, evita escuchar consejos de otras personas basados en sus propias experiencias.

Has mencionado que el trabajo corporal ayuda a hacer evidente aquello que está oculto en la mente ¿Qué influencia tiene para ti el inconsciente en las relaciones sexuales y amorosas?  

Te lo puedo explicar con un ejemplo real: Un hombre que de pequeño experimentó una situación de abuso sexual muy traumático aunque ahora lleva una vida aparentemente normal. En una sesión de masaje, casi al final, rompió a llorar como un niño que ha perdido a su madre. Apareció una tristeza que no imaginaba que estaba y se dio cuenta de que esa emoción surgía frecuentemente durante sus relaciones sexuales y, era muchas veces motivo de inapetencia, aunque no le prestaba demasiada atención.

Y también te lo puedo explicar teóricamente en este artículo.

Ha aparecido la influencia de nuestra infancia. Hay otro concepto relacionado que es el espíritu del niño/a ¿Qué beneficios aporta tener el espíritu del niño/a muy presente en la vida adulta?

Cuando yo hablo del “espíritu de niño” me refiero a la vitalidad, a la ausencia de pereza, a la apertura a las cosas nuevas, a la espontaneidad de acción, a la creatividad, a la frescura, a la inocencia.

Vivir con más totalidad, dándote más cuenta de quién eres y de las cosas que te hacen feliz y las que no, pasando por tu filtro real. Por el filtro de tu ser y evitando seguir lo que se supone que debe ser, o lo que es correcto, o lo que queda bien para contentar a los demás.

Crees que tenemos un derecho innato a ser felices que está muy conectado con el espíritu del niño/a. ¿Cuál es tu definición de felicidad? Y lo más importante, ¿cómo logras serlo en tu día a día?

A nivel energético la felicidad tiene que ver con la expansión de la energía en el cuerpo. Cuanta más energía haya generándose y descargándose libremente en el sistema, más vitalidad y entusiasmo se generan.

En mi caso, mantengo una rutina de ejercicios respiratorios y utilizo la bioenergética cuando siento algún ligero bloqueo. Recibo masajes para sentir placer y estimular zonas nuevas, hago algunos estiramientos y doy paseos para mover el cuerpo. La meditación o mejor dicho, estado meditativo, trato de que sea el fondo de todo ello. Es decir, hago lo posible para mantener la consciencia máxima posible en cualquier momento.

Dado que es imposible evitar todas las situaciones desestabilizantes que la vida nos brinda e, irremediablemente aparecen, es necesaria una actitud de rendición ante aquello para lo que yo no puedo hacer nada. Solo observar y permitirme sentir lo que me pasa, sin interpretar o juzgar, me ayuda a mantener un estado de alegría serena con el que me siento muy equilibrada.

Has introducido el concepto energía, ¿cuál es el curso natural de nuestra energía? ¿Qué sucede cuando está estancada?

La energía se dirige allí donde va la consciencia. Por ejemplo, si voy a hacer el amor, la energía debería estar disponible en el área genital. Ahora bien, cuando hay un bloqueo energético, es decir, un lugar por donde no puede fluir la energía, se produce, por ejemplo, una inapetencia sexual.

¿Cómo trabajas para aumentar la energía en las personas?

Siempre hay tres aspectos que tratamos paralelamente porque si uno mejora, los otros dos también deben ir a la par para producir ese equilibrio entre carga y descarga de energía. Esos tres pilares son: la respiración, el sentimiento (darse cuenta de situaciones donde se crearon resistencias y liberar emociones), y el movimiento. Cada vez que la persona consigue liberarse de un conflicto, aumenta su energía vital y ésta se emplea para actos placenteros y satisfactorios, mejorando su calidad de vida.

Para acabar, y mirando hacia el futuro, ¿cómo te gustaría que fuera el museo de tu vida?

Una olla a presión muy grande, en su interior hierven objetos de toda clase: creencias, juicios, sentimientos, emociones, valores. Cuando el agua está a punto de consumirse y formar un gran incendio, se abre la tapa liberando todo su contenido, cayendo sobre el camino cada elemento, ahora inmóvil y medio enterrado en la arena, la olla sale disparada y, en el último tramo del camino sólo queda el fuego.

Entrevista realizada por Carla L. Mas


Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X