Las emociones como desarrollo personal

Las emociones son causa de desarmonía desde el punto de vista de la medicina china y especialmente nos afectan a la libre circulación de la energía.

El termino emoción puede referirse a cualquier sentimiento como miedo, alegría, esperanza, sorpresa, deseo, aversión, placer, dolor… que si vivimos puntualmente y dejamos que pase no tiene porqué provocar ninguna desarmonía, pero si permanece durante mucho tiempo (meses o años) o si es de gran intensidad, puede convertirse en causa de enfermedad.

En Medicina China las emociones entendidas como causa de enfermedad son estímulos mentales que alteran la circulación energética del Qi y sangre, agitan la mente y  rompen el equilibrio entre los órganos internos.  Y como es arriba es abajo, esta relación puede venir de manera inversa, según como están nuestros órganos internos serán nuestras emociones.  Así desde la Medicina China, las emociones, los órganos internos y la unidad mente-cuerpo interactúan mutuamente y bidireccionalmente.

Relación EMOCION-ORGANOS (ver link):

  • La ira afecta al Hígado,
  • El exceso de alegría afecta al Corazón,
  • El exceso de pensamiento afecta al Bazo,
  • La tristeza afecta a Pulmón
  • El miedo afecta a Riñón.

La ira que afecta al Hígado puede considerarse una emoción amplia que engloba otras emociones o sentimientos como resentimiento, frustración, cólera, indignación y amargura.

Si mantenemos un estado de ira prolongado vamos a afectar a nuestro órgano interno, Hígado, pero si tenemos una desarmonía de Hígado por ejemplo debido a una mala alimentación o por un exceso de estrés nos producirá un desequilibrio como puede ser la ira, dando muestras de irritabilidad.

Por su fisiología Hígado tiene un movimiento energético expansivo, libre y con tendencia a elevarse, se corresponde con la primavera y su elemento es la madera.  Así, si tenemos una emoción de ira y la reprimimos vamos a tener un bloqueo de la energía del órgano y diversas manifestaciones, como por ejemplo el Síndrome Premenstrual, entre otras. Con el tiempo dicha represión sin manifestar puede llegar a una depresión de larga evolución.  En el caso de expresar la emoción activamos la energía de Hígado y si esta, está en exceso puede manifestarse  con signos de enojo y subida de sangre en la cabeza pudiendo haber sintomatología diversa como cefaleas, acufenos, manchas rojas en la cara, contracturas en los hombros, sabor amargo en la boca, sed, vértigos…

Es común en consulta atender a pacientes con un motivo de consulta ajeno a un motivo mental-emocional como tos, resfriado, digestiones lentas…, empezamos el tratamiento y a medida que van sucediendo las sesiones resolvemos el motivo pero además la persona se encuentra mucho más relajada, mucho más contenta y en términos generales más feliz y todo por haber desbloqueado su hígado que aparentemente no padecía nada.



Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X