Yo soy el amor de mi vida

En qué situación me encontraba

Desde bien pequeña me habían inculcado que el amor era para toda la vida y realmente lo viví así, llevaba 17 años con mi pareja y estaba enamorada y fascinada de ella. Ahora viéndolo con perspectiva creo que lo tenía idealizado.

¿Qué hecho desencadenó el cambio?

Mi pareja estaba muy estresada con el trabajo, dedicaba muchas horas, era muy perfeccionista con todo y esto, le llevó a un estrés que debía gestionar. Un día decidió buscar y buscando buscando hizo Reiki, pidió reducción de jornada en el trabajo, hizo un curso de masajista y finalmente se apuntó a un curso de tantra.

A partir de ese momento cambió, yo siempre digo que no me desenamoré, simplemente desapareció la persona que conocía para convivir con un desconocido.

El curso de tantra hizo que cambiara su manera de ver el amor y las personas. Decidió estar con varias mujeres y un buen día de octubre me dijo que tenía una novia.

He de decir que siempre había pensado en el amor como algo que solo se puede recibir entre dos personas y no hay cabida para más gente. En ese momento quise morir, no entendía nada aunque el intentará explicarme que me quería igual que antes.  Su intención era tener una vida de cara a nuestra familia y amigos y otra vida de pareja.

Nunca en mi vida pensé que llegaría a volverme loca, y me volví.  Nunca le dije nada a nadie, intentaba entenderlo pero no podía, mi vida durante un año fue trabajar y llorar el resto del tiempo, mientras mentía a la familia y los amigos con historias que no existían.

El 8 de diciembre de 2011, fue el día en que todo cambió.  Él se iba de fin de semana a pasárselo bien y yo aproveché el momento justo cuando marchó, para tomar alcohol con pastillas, no sabía como afrontar este fracaso de cara al mundo y pensé que lo mejor era desaparecer. Curiosamente solo me preocupaban mis animales.

¿Que te ayudo a cambiar?

Siempre le estaré agradecido a él y al Universo. La vida quiso que tuviera que volver porque se había dejado algo y vio todo lo que estaba haciendo, suerte tuve que no había tomado demasiado y no llegó a más que una intoxicación.

Justo ese día decidí que quería comprenderlo y busque un curso de tantra, pero con otro profesor. El curso apareció y en enero empecé sin saber dónde me metía.

He de decir que el tantra me ha ofrecido dos versiones, la primera de mi ex pareja que a día de hoy creo que no supo gestionarla y la que viví yo. Me ha aportado tanto que hoy agradezco por todo lo que pasé, y lo más importante, nunca tuve rencor.

¿Que me ha aportado?

A mí básicamente y reduciéndolo mucho me ha enseñado que yo soy la primera que me tengo que amar.  La autoestima te sube para poder afrontar la vida, nada es bueno ni malo, simplemente las partes tienen que estar de acuerdo y lo más importante nadie es dueño de tu vida ni de tus sueños.

A día de hoy lo recomiendo enfurecidamente ya que me ayudó a tomar las riendas de mi vida.  Cuando tuve las fuerzas para enfrentarme al mundo, al verano siguiente, me fui de casa y me separé.

¿En qué punto te encuentras ahora?

Hoy soy feliz, decido mi vida e intento que las actitudes de terceros no afecten mis decisiones. Cada día cuando me despierto doy las gracias por esta segunda oportunidad que me ha dado la vida.  Sé que habrán momentos difíciles y otros alegres, pero nada ni nadie merece que te quites la vida.

Me he dado cuenta que yo soy mi primer amor y me tengo que cuidar, después ya llegara lo demás. Ahora pienso y estoy agradecida por lo vivido, quizás si no hubiera pasado por esto hoy todavía estaría dormida en una vida de mentira. Esta experiencia ha hecho que me conozca más y sobretodo me quiera más.



Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X