El texto a continuación está escrito por Manuel Schneer y  Deva Samita en relación a la importancia de conocer, encontrar y despertar a la Diosa Dormida dentro de una como mujer.

La especificidad del género femenino

Más allá de los enfoques “machistas” y “feministas” debemos estar en condiciones de aceptar un marco específico para la problemática femenina y esto supone un doble enfoque:

  1. Un cambio profundo en la cultura y actitudes de las mujeres.
  2. Un conocimiento en profundidad de aquellos atributos femeninos que pueden devenir en ventajas al implementar acciones
  3. Una clara conciencia y conocimiento de las herramientas de negocios que están a disposición del género femenino.

La revolución mental y cultural en la mujer

Es imposible emprender el proceso de cambio si antes no se identifican y se toma conciencia de las restricciones, prejuicios, paradigmas, creencias, mitos,  mandatos y modos culturales que impiden el “despegue” competitivo de la mujer.

Veamos algunos de ellos:

  • Muchos mitos son compartidos por hombres y mujeres, ambos géneros son “cómplices” de una dicotomía que confunde y radicaliza posiciones.
  • Esto significa que se oscila entre el sometimiento y la idealización de la mujer.
  • Esto impide un franco y honesto análisis de la realidad.
  • Construimos nuestra propia realidad a través de percepciones, éstas filtran información de acuerdo a nuestros intereses, prejuicios e ideología.
  • Este proceso no es consciente, “compramos” muchas veces mandatos sociales y familiares, formas de pensar y actuar que no son nuestras.
  • Si no nos conocemos por dentro, difícilmente podremos cambiar y actuar eficazmente sobre la realidad externa .

El por qué del abordaje de género

Sostenemos la necesidad de un abordaje de género a partir de una situación donde confluyen la biología, la historia, la psicología, la economía y la arquitectura de las Organizaciones. 

  • Partimos de una situación desventajosa que está en rápido cambio.
  • La identidad femenina debe recortarse escapando al encuadre masculino.
  • Buscamos mejorar radicalmente la competitividad femenina.
  • Diferenciarnos es el gran desafío.
  • Volver fortalezas nuestras aparentes “debilidades” y hacerlas valer por encima de prejuicios y estereotipos

Las dificultades más habituales en las mujeres

Tomar conciencia de estas dificultades genéricas y de cómo cada una de estas se manifiesta en nuestro interior es el paso fundamental para comenzar el arduo camino hacia un cambio cualitativo en performance femenina.

  • Baja autoestima
  • Comprar el discurso masculino
  • Tener culpa por progresar y triunfar
  • Aceptar la dicotomía madre/esposa vs. desarrollo profesional y económico
  • Tendencia a ser utilizada por psicópatas
  • Mala utilización de la belleza y la seducción
  • Aceptar la tiranía del reloj biológico
  • Aceptar todos los mandatos sociales y religiosos
  • Sentirse no queridas y no aceptadas
  • Bloquearse mentalmente ante situaciones competitivas
  • Prejuicios ideológicos (desde la derecha y desde la izquierda feminista)
  • Kirge, Küche und Kinder ( iglesia, cocina y niños, proverbio alemán)

Los atributos diferenciales del género femenino

 La investigación científica y social respecto de la psicología y el comportamiento individual, grupal y organizacional de la mujer muestra los siguientes atributos:

  • La fortaleza emocional
  • La capacidad de atravesar exitosamente la adversidad
  • La empatía como habilidad natural
  • El liderazgo sobre los grupos
  • La curiosidad como capacidad de investigar la realidad más allá de lo visible
  • El manejo de la seducción y el misterio
  • La visión múltiple de la realidad
  • La habilidad para decodificar y entender situaciones complejas
  • El tendido de redes de comunicación
  • La ambición positiva como motor de la automotivación
  • La capacidad de construir relaciones y alianzas duraderas

Visiones tradicional y superadora de la mujer

El presente cuadro muestra dos concepciones, aquella anclada en el pasado y la innovadora y superadora respecto de ideologías, actitudes y comportamientos. Estas dos posturas nunca se presentan en modo “químicamente puro” sino que pueden estar combinadas.

Sugerimos hacer un análisis exhaustivo y de autoevaluación para poder diagnosticar nuestro nivel actual ubicado entre los polos tradicionalista y superador de estas visiones.

 TRADICIONAL  SUPERADORA
“Histeria” Sensualidad
Ser madre o triunfar  Porque soy madre triunfo
Genera ruido y retiene  Da continuidad y pertenencia
Ser preguntona y curiosa Ser excelente para construir redes de relaciones
Interés en los detalles  Genera memoria, deja rastros en el accionar
 Comparte emociones  Difunde inteligencia emocional
 Le encanta el cómo se hace Especialista en procesos
Manipula Influye y ejerce poder
Es comprensiva Utiliza la empatía para  la conducción grupal
Es intrigante y demandante Es líder y posee habilidad política relacional
Seduce Utiliza el misterio  femenino para el logro de objetivos
Vale todo Profundo marco ético y responsable
 Ambición descontrolada Equilibrio entre ambiciones y posibilidades

El componente divino y espiritual dentro de una mujer

Destacamos la importancia del autoconocimiento y la autovaloración/autoestima en un proceso lento pero seguro de descubrimiento del auténtico ser que mora dentro de cada una.

El desarrollo espiritual resulta la llave para comprendernos y comprender el mundo, desde un lugar específico para poder desarrollarse y emprender el camino que queremos y merecemos.

Las disciplinas espirituales como el Tantra, la Meditación, la relación psico-energética con los Chakras y la apertura hacia lo Trascendente son caminos que conducen a la mujer en su proceso de entrar en un Plano Superior para encontrar la Diosa que mora dentro de cada una.

ww.tantrameditacion.com



Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X