Podría decirse que el Crossfit llegó a mi casi por casualidad, aunque no creo en casualidades sino más bien en causalidades.

Después de un largo camino en el crecimiento personal y cuando necesitaba seguir creciendo tanto personalmente como laboralmente en el mundo de coaching se me presento la oportunidad de practicar crosssfit y decidí que sería una buena forma de probarlo y extrapolarlo a estas dos áreas de mi vida.

En ese momento alguien me dijo : como siempre “lead by example” y así es.

Aunque había oído hablar del crossfit no creía que podría  ser para mí ya que tenía el mito que era un deporte para” Ironmans”, de hecho si no conoces de que te estoy hablando lo primero que harás será entrar en Google y allí encontrarás un montón de fotografías de hombre y mujeres con cuerpos perfectos cargando pesas.

Pues bien, punto número uno, sí se cargan pesas y encontrarás hombres y mujeres con cuerpos perfectamente definidos pero no es algo milagroso, sino que como toda recompensa necesita de un trabajo, voluntad y dedicación, pero lo que me gustaría mostraros es como además de sacarle un rendimiento físico que es evidente, hay otra parte que va más allá. Es la parte emocional y mental.

Creo que el crossfit es una herramienta  para alcanzar un equilibrio perfecto en cuanto a salud física, mental y emocional o espiritual (ya que para mi encontrar un equilibrio emocional y espiritual se complementan).

Si nos basamos en el desarrollo físico,  como en todo deporte necesitas una constancia y es cierto que el crossfit te da la posibilidad de ver resultados en muy poco tiempo pero depende de tu dedicación.

Creo que es una herramienta perfecta para salir de tu “zona de confort”, punto básico si quieres llevar a cabo un cambio en tu vida.

Una de las cosas que más temor me daba era no estar a la altura, ya que al tratarse de clases grupales te encuentras con gente que lleva mucho tiempo practicando este deporte. Es cierto que se hace una clase grupal, pero a la vez es individual, ya que cada uno puede ir a su ritmo y llegas hasta donde puedes ,no por ello nadie te dirá nada ni mucho menos serás inferior que nadie, tu sola te irás motivando día a día y verás como tus compañeros de una manera u otra te animaran en cada paso que avanzas. Por supuesto en cada wod (clase del día) nos encontramos con un entrenador que te asesora y acompaña  y me ha fascinado cómo de una forma muy sutil, poco a poco te animan a ir superándote a diario, de una manera u otra ellos también ven donde tienes el límite.

Día a día agradecerás que aunque sea sutilmente te motiven a avanzar.

Todo esto aunque repercute a un nivel físico se manifiesta también a un nivel emocional y mental extraordinario, donde se mueve tanta energía que si eres capaz de canalizarla y transportarla a tu vida cuotidiana obtendrás beneficios maravillosos a nivel de fuerza no física sino, en la personalidad,  la autoestima y el desarrollo diario tanto laboral como personal.

Al practicar Crossfit como he explicado una de las cualidades que se trabaja es la fuerza, esa fuerza que desarrollas en el box no está en ningún otro lugar más que dentro de ti, es esa fuerza la que te llevará a superarte día a día, la misma que debes  utilizar fuera del box.

TU FUERZA NO PROVIENE DE UNA CAPACIDAD FISICA

TU LUCHA DESARROLLA TU FUERZA

CUANDO PASAS POR DIFICULTADES Y DECIDES NO RENDIRTE… DE AHÍ VIENE TU FUERZA

Exactamente el mismo trabajo que haces en el box. Así que:

TU FUERZA EXTERIOR VENDRÁ DETERMINADA POR TU FUERZA INTERIOR

Por otro lado es un buen deporte para estar presente y vivir en el aquí y el ahora.

Una vez en el box  no hay nada más que el plan de ejercicios que debes hacer, y te concentras en ello, en ti y nada más, no hay mascara ni fantasmas, en ese espacio de tiempo no hay problemas, no hay pensamientos más que tu superación, el yo puedo, yo valgo, yo lo conseguiré sin nada que demostrar a nadie, más que creer en ti y superarte.

De esta manera indirectamente tu autoestima mejora 100% así como el estado de ánimo que te acompañará todo el día.

¿Te imaginas poder sentir a diario esa fuerza, esa motivación, el pensamiento positivo, mostrarte siendo tu misma sin mirar alrededor, sin juicios ni mascaras?

Pues te aseguro que todo esto y mucho más es posible si eres capaz de mantener la energía y el sentir que tienes dentro del box fuera de él.

Desde mi punto de vista el crossfit es como si estuvieras  en un taller de empoderamiento continuo, lo que provoca todos estos cambios a nivel emocional y mental.

Finalmente,  un gran complemento a todo ello es el mildfulnes  y  la meditación después de un wod. Al mover tanta cantidad de energía a nivel corporal con 10 minutos de meditación es fácil ponerte en tu centro y desde allí generar ese sentimiento de coraje, confianza, voluntad, fuerza, paz, serenidad, empoderamiento y equilibrio contigo misma.

Finalmente podría definir que la práctica del crossfit es una herramienta que te ayuda a mejorar cada día aportando salud i equilibrio. Teniendo presente que como todo cambio solo dependerá de tu actitud, tu compromiso y tus ganas de avanzar.

En mi caso mi box de referencia es el CROSSFITIGUALADA donde desde el primer debo decir he recibido un trato y acompañamiento excelente y el puente que me ha llevado a descubrir los grandes beneficios de este deporte.



Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X