Soy Miriam Puigdellivol Galisteo, tengo 39 años, nací en Barcelona pero he vivido toda mi vida en Collbató y actualmente compagino mi trabajo en una ingeniería de obras públicas con la terapia de thetahealer y el lifecoaching.  

“La diferencia entre dónde estuviste ayer y dónde vas a estar mañana es lo que pienses, digas y hagas hoy” Anónima.

¿Cómo ayudas a tus clientes?

La técnica que yo uso, es terapia de coaching, enfocado en mujeres para que logren superar el miedo a la soledad, las rupturas de pareja y sus miedos en general. Enseñar que todo esto se puede superar y se logra salir adelante. Me enfoco a que los clientes escuchen lo que realmente dicen, esto se debe a que muchas veces no estamos conscientes de lo que pensamos y hay ocasiones en la que nosotros mismos tenemos la respuesta. También ayudo a incorporar un cambio de creencias a través de las energías, llevo a la gente, a través de preguntas, a una situación y a hacer un cambio en el subconsciente y posteriormente cuando la gente se acuerde de esa situación se dé cuenta que su estado ha cambiado.

Creo que es muy importante dar confianza a tus clientes desde una postura de humildad y proximidad. Antes de mis talleres y charlas lo que siempre digo es que yo no tengo la verdad absoluta y que hay que probar lo que funciona para cada uno hasta encontrar lo adecuado para cada persona, porque cada uno es distinto, siente y piensa distinto. Debido a que cada uno de nosotros llevamos adquiridas una serie de patrones y creencias que hay que ir cambiando poco a poco; cada uno a su ritmo (soy una gran defensora de los tiempos), lo único que sí dejo claro es que el cambio no es magia sino decisión.

Es importante crear un espacio de escucha consciente, para mí es fundamental mostrarle a mi cliente lo que está verbalizando pero que no se está escuchando ¡Ahí si ocurre magia!

¿Cómo influyes en la vida de las personas?

No me gusta la palabra influir, ya que me crea falta de libertad para el otro; por tanto, diría como acompañas o ayudas a tomar consciencia a las personas. Me considero una persona muy fuerte, de ahí el título del libro y creo que eso es lo que transmito a las personas. Por otro lado, me estoy especializando en gestión de la soledad y autoestima que son dos temas muy cotidianos pero difíciles de aceptar. Creo que mi experiencia personal me ha conducido a mostrar cómo es posible reforzar esas áreas para que todo en sus vidas empiece de nuevo a tener sentido. A menudo me encuentro que una baja autoestima es la raíz de muchos “problemas” y en el momento que empiezas a cambiar la manera de mirarte y hablarte, todo empieza a cambiar.

¿Qué te inspiro para escribir tu libro, “Cree tan fuerte en ti que ni un tsunami pueda derribarte”?

Debo decir que para mí fue muy fácil escribirlo, la escritura se convirtió en un modo de “terapia” donde expresar todo lo que sentía y estaba atrapado dentro de mí; así que flui con ello y una página fue llevando a otra hasta que me di cuenta que había escrito un libro. Publicarlo fue como el final de un proceso donde había crecido mucho como persona ya que había superado una serie de situaciones adversas que me puso la vida. Llegó un momento en el que creí que si yo había llegado donde estaba, había muchas personas que también podían hacerlo. El libro está basado en todo ese crecimiento, así que decidí abrir mi corazón y compartir parte de las enseñanzas que había adquirido en mi proceso de crecimiento personal que duró aproximadamente unos 2 años.

¿Qué significa la naturaleza para ti?

Para mí la naturaleza es una parte indispensable de mí día a día. Tengo la suerte de vivir en un lugar privilegiado donde respiro “verde”, donde el sol parece que brilla más y el silencio se oye. Es una manera de conectarme conmigo misma, es una forma de cargas pilas.
Todos tenemos días buenos y días no tan buenos, pues es en los segundos cuando adentrarte en la montaña y escuchar los pies pisando la tierra, las piedras saltando, el sonido de las hojas con la brisa te recuerda que estás vivo y que en ese momento no hay problemas. No hay nada más que tú y la inmensidad de la vida, la que te ayuda a vivir en el presente.

¿ Y la felicidad?

Para mi la felicidad son instantes, momentos, es algo que no puedo medir y cada día en algún momento u otro están. Quizás es una respuesta extraña, pero no creo en la felicidad como algo “eterno” porque la vida está en continuo movimiento, por eso digo que son instantes, momentos o situaciones del día a día. Creo que si tuviera que definir la felicidad sería paz interior.

¿Qué es la fuerza interior para ti?

Creo que la fuerza interior es eso que no se ve, pero sabes que está ahí. Lo identifico con “algo” situado en el pecho que te guía y si sabes escucharla no te dejará caer, marcando tus pasos para vivir una vida plena.

¿Cuál fue el cambio más importante en tu vida?

El cambio más importante fue desmontar toda la estructura de la vida que ya tenía montada para empezar de cero y sola. Después de 10 años de matrimonio, dos hijos y un trabajo estable, podría decirse que tenía una estructura familiar “perfecta”, ordenada y convencional. Sin embargo, lo desmonté todo ¿por qué? porque teniéndolo todo, me cuestione si era feliz, y la respuesta fue no.

A partir de ese momento, me divorcie y empecé una transformación personal que me ha llevado a encontrar la felicidad en mi día a día y en cada cosa y paso que doy.

¿Cómo te gustaría que fuera el museo de tu vida?

Pues no es algo que me he planteado, creo que me gustaría que estuviera lleno de fotografías y escritos de todas las personas que pasaron por mi vida, definiendo las cosas positivas que aporte a sus vidas.

 

Entrevista realizada por Fabián Grossman el 29 de Junio del 2018


 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X