Hace unos días estuve viendo al cantante Nil Moliner en directo en su concierto de Barcelona. Aunque ya hacía tiempo que escuchaba su música porque tiene letras muy interesantes y acorde con el mensaje que intento transmitir a través de mis post y talleres, el otro día me di cuenta que las letras son fruto de la misma magia que desprende cuando las canta.

Podría deciros que muchas de sus letras son inspiradoras si sabes entender el mensaje, pero hoy me centrare en el optimismo de una en concreto: “Sale el sol”. Para mi la canción de esta letra podría ser UN HIMNO EN MOMENTOS DE BAJA VIBRACIÓN. Es por ello que te animo a escuchar y ver el videoclip primero, antes de la reflexión.

Reflexión de la canción “Sale el Sol”, un himno para los días de bajón

Aprovecho esta estupenda canción para mostraros como a pesar de que la vida nos puede traer adversidades y situaciones que no nos gusten, siempre podemos hacer que salga el sol y solo depende de ti que puedas vivir tus días nublados o hacer que el día brille.

Solo depende de ti que salga el sol 

Lo que me gustaría transmitiros es que hay días en los que podemos estar tristes, sentirnos mal, o como dice la canción: “en esta vida si no hay ganas, que te tiras a la cama, ¡nadie te va a levantar!”

Así que corre, levanta, escapa de esta situación. Siente lo que tengas que sentir pero no te quedes atrapada en la cama.

Lo que te quiero enseñar es que muchas veces es necesario sentir, llorar, gritar, patalear. Pero no vas a cambiar una situación por mucho que te quedes en este estado, así que como dice Nil Moliner te invito a: “cambia los problemas por luces de color, cuando llueva tu interior cambia de sensación”

¿Quieres ver cómo te sientes si eres capaz de sonreirle a las adversidades? ¿Lo probamos juntas?

Como coach, me centro en ayudar a mujeres a gestionar la soledad, mejorar la autoestima y a superar una dependencia emocional con otra persona.

Te animo a hacerte la pregunta mientras te miras en el espejo: ¿cómo te sientes si te enganchas a un estado de tristeza, de pena, de frustración sea por el motivo que sea? Mirándote en el espejo y dime que ves.

Una vez seas consciente del mensaje que te repites diariamente aunque no lo escuches, es posible darle la vuelta a la imagen mental que imaginas. El primer paso es dejarte sentir las emociones que te produce tener esta percepción de ti, abrázalas, da gracias y suelta el pensamiento perturbador que te esta hiriendo. 

Luego, vuelve a escucha la canción de Nil Moliner “Sale el Sol” y saca o encuentra la fuerza para volver a empezar. Porque te aseguro que dentro de ti esta esa fuerza para poner luces de colores a los problemas. Y si no puedes sola pide ayuda a una profesional del crecimiento personal. ¡Pero no te quedes ahí abajo!

El pensamiento impide la acción y sin acción no hay cambio de emoción

Hay un momento de la canción que Nil Moliner canta: “callado y pensando demasiado…atrapado y sin salir”

Este es uno de los mayores impedimentos que no nos dejan ver, porque nos quedamos atrapadas en un pensamiento que solo ocurre en la propia cabeza. Este pensamiento hace que entremos en una espiral de pensamiento que nos lleva a una emoción. De ti depende que esa emoción la dirijas hacia un lado positivo o negativo. 

¿Intentamos cambiar el pensamiento que nos genera malestar por uno que nos permita notar el sol en la cara con buena compañia?

Finalmente y volviendo a la canción en referencia quiero destacar una de las últimas estrofas. Creo que es donde debemos enfocar nuestra atención: “Rodea tu vida de gente bonita, no desistas, mantén firme tu sonrisa”.

Para acabar, recordarte que ¡no te juzgues por sentir lo que sientes! Y haz que salga el sol cada día en tu vida. Porque no estás sola…TE TIENES A TI. 



Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X