Antes de decirte los tres motivos de porqué no logras ese propósito o sueño que tanto deseas conseguir en tu vida y que cada mes piensas en él. Debo explicarte porqué es tan común querer cosas y no conseguirlas. Y esto solo lo puedo decir explicándote qué son las situaciones contradictorias. Cuando tengas identificadas tus situaciones contradictorias estarás más cerca de no sabotear tu sueño o propósito. Y verás cómo estás mucho más cerca de vivir la vida que deseas.

Las Contradicciones impiden conseguir los sueños personales y propósitos profesionales

Vamos a jugar a un juego, yo te voy a proponer diferentes situaciones contradictorias y tú deberás pensar si son familiares en tu día a día. Quizá no, pero te adelanto que muy probablemente en alguna vas a sentirte identificado/a y no te va a gustar. No te preocupes, anótalas y al final del artículo estarás más cerca de poder cambiar las situaciones fuentes de malestar y frustración con los secretos que te voy a desvelar para que dejen de ser tan cotidianas las situaciones contradictorias.

Ejemplos de situaciones deseadas que nunca se hacen realidad

  1. ¿Te has encontrado alguna vez queriendo cambiar de trabajo, pero no mueves un dedo para buscarlo?
  2. ¿Alguna vez has dicho: me gustaría cambiar de residencia,  pero no has dado un paso para visitar otro lugar?
  3. ¿Cuántas veces has dicho: el lunes empiezo la dieta y el lunes sigues comiendo azúcar y grasas?
  4. ¿Cuántas veces has hecho propósitos y te has puesto excusas para no hacerlos?
  5. ¿Cuántas veces sueñas con algo y te dices al mismo tiempo que es imposible?

Podría seguir haciendo referencia a situaciones contradictorias en el ámbito laboral, personal, familiar… Todas las situaciones contradictorias  tienen en común que tienes un deseo, pero lo abandonas al mismo tiempo. Aunque resulta contradictorio, es de lo más común. Tenemos muchas contradicciones en nuestra mente.

¿Por qué es común tener situaciones contradictorias?

Primera razón:  EL PILOTO AUTOMÁTICO

¿Alguna vez has tenido una conversación y segundos después te das cuenta que no tienes ni idea de lo que has contestado? y es que el cerebro se pone en modo automático para ahorrar energía y recursos. Entonces  te impulsan tus emociones según tu personalidad y lo que captas del entorno. La parte consciente del cerebro cede el mando al subconsciente la mayor parte del tiempo, esto hace que la mente reaccione con precipitación motivada por los impulsos emocionales.

Segunda razón: LA DECISIÓN

Una vez que retomas el control y decides que es lo que quieres,  es tu cuerpo el que ejecuta las  acciones, para levantarte de la cama, para ponerte un vaso de agua, para ir al gimnasio, hablar con un amigo. Puedes desear lo que quieras pero con energía o sin ella, es tu cuerpo el que lo realiza,  es él quien emite las señales para interaccionar con el entorno.

Tercera razón: LA FRUSTRACIÓN

Las situaciones contradictorias son el reflejo del desacuerdo entre lo que deseamos conscientemente y lo que el sistema nervioso ha validado como posible.

Nuestras acciones están impulsadas por las emociones que dependen del estado de ánimo del momento en que nos encontramos y el director de todo es el subconsciente. Es muy rápido y se guía por los impulsos emocionales.

Los órganos producen las emociones que necesitas y para tener un resultado es necesario que la fisiología se implique. Por eso es esencial mantener el cuerpo en un estado de bienestar el mayor tiempo posible, porque es el que realiza las acciones.

El que lleva a cabo el funcionamiento básico del cuerpo es el sistema nervioso autónomo, filtra datos y toma decisiones en función de los programas que se han ido configurando en función de las experiencias de placer o sufrimiento que ha registrado el cuerpo..

Ejercicio SANE para reducir las contradicciones

Vas a necesitar ser consciente de lo que sientes en cada momento en relación con lo que vives, cuando estás en casa relajado, cuando estás en una reunión de trabajo, cuando haces deporte, etc.

Anota lo que experimentas en tus acciones diarias para que puedas valorar si tu cuerpo está la mayor parte del tiempo en placer o sufrimiento. De esta forma podrás ser consciente y salir del “automático” para hacer los cambios adecuados respecto a lo que sientes en relación a lo que haces y sabrás que necesitas sentir respecto a lo que quieras materializar.

Si quieres saber más ponte en contacto conmigo (617 40 41 71) será un placer conocerte y valorar cómo puedo ayudarte. 

Referencia bibliográfica: El Músculo del Bienestar de Mani Hesam. Ed. Egeiro



Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X