Soy Francesc Porta Nuñez, tengo 45 años y vivo en Barcelona. Como psicólogo y Coach Directivo – Deportivo realizo la mayor parte de mis servicios en España.  Me caracterizo por combinar metodologías empresariales y deportivas con la psicología para facilitar el máximo rendimiento a deportistas y profesionales. 

“La psicología no gana partidos pero hace que no pierdas los que deberías haber ganado”

Eres psicólogo especializado en coaching deportivo y empresarial. Es decir, unes estas tres disciplinas para ayudar a tus clientes. ¿Cómo unes estas tres metodologías? 

Creo en el trabajo multidisciplinar y sistémico. Después de trabajar como psicólogo muchos años en el campo de los recursos humanos y como ex-jugador y entrenador en baloncesto y tenis, me he dado cuenta que los mejores resultados los he obtenido combinando metodologías de diferentes disciplinas. Por ejemplo, aplicar metodologías de gestión en el deporte o dinámicas deportivas de cohesión en la empresa. Siempre poniendo a la persona en el centro de los proyectos, se trata de trabajar las variables psicológicas desde varios enfoques y perspectivas con el objetivo de superarse. 

Cuéntanos un poco más en qué consisten las variables psicológicas con las que tú trabajas. Es decir, ¿en qué les ayudas concretamente?

Les ayudo a controlar y gestionar la presión, el estrés, el entorno, la atención, la concentración y su confianza en competición. A mantener su energía y motivación poniendo el foco en el proceso. A nivel grupal trabajamos la cohesión, la comunicación, el empoderamiento, a cómo gestionar las expectativas… Necesitas identificar y entrenar estas variables si quieres alcanzar tu máximo potencial.

¿A quién beneficia identificar y entrenar estas variables psicológicas para alzanzar su máximo potencial?

Trabajo desde proyectos con deportistas profesionales, hasta con entrenadores de equipos semi profesionales o amateurs, como en el Club de Handball Gavà, o con diferentes federaciones, como con la federación catalana de baloncesto donde imparto talleres de habilidades directivas para entrenadores/as. Además de proyectos empresariales con mis compañeros de Humannova, claro.

Cierto, eres director asociado de Humannova, ¿Qué te aporta este rol profesional?

Me aporta crecer continuamente y reinventarme en cada proyecto, sea deportivo o empresarial. Tengo la suerte de trabajar en equipo con profesionales de altísimo nivel y de diferentes especialidades, como son mis compañeros de Humannova. El trabajo colaborativo es una ventana al aprendizaje y a la innovación. Ya lo dicen “si quieres ir rápido ves solo, pero si quieres llegar lejos ves acompañado”. Además, me permite también, tener la flexibilidad necesaria para estar cerca de mis clientes sin tener que descuidar a ninguno/a.

Liderar un equipo multidisciplinar de alto nivel en recursos humanos, no es casualidad. ¿Cuál ha sido la experiencia personal que más impacto ha tenido en tu trayectoria profesional?

Pues mira coincidió con el nacimiento de mi hija Júlia hace siete años. En ese momento yo trabajaba en Grupo SIFU como director de recursos humanos y lo combinaba con proyectos deportivos amateurs. Tenía la sensación que ya no disfrutaba con la vida que tenía y que no dedicaba suficiente tiempo a lo que me apasionaba de verdad. Quería disfrutar de lo que hacía, quizá por la sensación de que mi hija me conociera tal y como yo era: un hombre apasionado de la psicología, la gestión de equipos y el deporte. Fue entonces cuando empecé a dedicar más tiempo a lo que me enamoraba de verdad. Hice un máster de psicología y coaching del alto rendimiento y empecé a poner en práctica la combinación de las diferentes disciplinas. Hasta que hace dos años inicié mi aventura para gestionar mis propios proyectos. Tengo que decir que tuve la suerte de rodearme de personas inquietas y profesionales que me empujaron a hacer realidad mi sueño. En todo cambio es necesario esa visión externa.

Decidiste cambiar de trabajo para dedicar más tiempo a ofrecer aquello que te apasiona, la gestión de equipos y el deporte. ¿Por qué crees que es importante hacer cambios en nuestras vidas?

Porque lo único que no cambia es el cambio. Sin cambios no evolucionamos. Te recomiendo el artículo de mi blog “desarrollarse o estancarse”; refleja muy bien el paradigma del entorno actual y el porqué me dedico a ayudar a las personas a mejorar continuamente.

¿Cómo es una sesión contigo según los ojos de los y las deportistas con las que trabajas?

Siempre me dicen que les transmito pasión y energía, pero la verdad es que realizamos un análisis profundo de los puntos fuerte y las áreas a mejorar desde diferentes perspectivas, para enfocar bien los objetivos que queremos conseguir. A partir de ahí, consensuamos un plan de acción y entrenamos las variables que consideramos más críticas mediante dinámicas, juegos, entrenamiento práctico…. Es en esta fase donde la exigencia es máxima y acompaño mucho al profesional, quizá por esto les doy esa sensación motivadora. Al final es interiorizar un proceso de mejora continua que proporcione dar lo mejor como persona o equipo.

¿Cúal es el punto más fuerte para que un equipo pueda conseguir sus objetivos ?

La pieza clave para que un equipo o organización funcione es el liderazgo. El buen líder es el que inspira el éxito ajeno, y para ello es necesario equilibrio, foco y entrenamiento para gestionar emociones. El desarrollo de un proceso de mejora continua como persona es el único camino para llegar a ser un buen líder en el deporte y la vida.

Tu estás en esta mejora continua como persona y profesional. Un ejemplo es la difusión de hábitos saludables que realizas. Explicanos cuáles son.   

Tengo cuatro pilares básicos que corresponden a lo que yo llamo una “dieta mental sana” (1) Descansar bien, (2) dedicarme tiempo a mi, (3) comer sano y (4) disfrutar en cada momento de lo que estoy haciendo. Es decir, duermo 8 horas, me dedico tiempo a primera hora y última hora de la jornada, me alimento en función de mi actividad física y mantengo el foco en lo importante. ¡Prúebalo! A mi, mi mente y mi cuerpo me lo agradecen.

No siempre es fácil llevar a cabo tu rutina. Estoy convencida que otro aspecto fuerte a desarrollar en tus sesiones es la fuerza interior de los y las jugadoras. ¿Cómo defines tú el concepto?

Para mi la fuerza interior es la superación de momentos difíciles. Siempre los hay, pero superarlos me refuerza. Para mí no es tan importante lo que te pasa sino cómo percibes lo que te pasa.

Para acabar, y mirando hacia el futuro, ¿cómo te gustaría que fuera el museo de tu vida?

Seguro que sería sencillo y contendría salones dedicados al deporte, a las personas que han contribuido a colaborar conmigo a ser mejor persona y profesional, a las que quiero, y a la psicología.

Entrevista realizada por Carla L. Mas


Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X