Meditación Guiada para Reducir tus Miedos Sexuales

Escucha este audio cuando surja miedo y ocurra la desconexión entre vosotros dentro de un encuentro íntimo. Esta meditación está pensada para hacerla de forma individual pero es muy recomendable que los dos estéis cerca para compartir la parte final. 

¿Por qué es necesaria esta meditación?

Los encuentros íntimos y/o sexuales en un matrimonio o una pareja son importantes para reforzar la unión en la relación. Si notas que tu pareja o tú perdéis la conexión mientras estáis manteniendo una relación sexual o estáis en la intimidad, quizás es sinónimo de que ha aparecido o se está enfrentando algún miedo.

Los miedos sexuales (los llamo así ahora a los que emergen en una relación sexual) nos paralizan, a tal punto de incapacitarnos y ser un obstáculo para dar y recibir un amor en plenitud.

El origen del miedo puede ser diverso, sin embargo, debes saber que en el momento en que la desconexión sexual ocurre, tu pareja, o tú, habéis entrado en vuestra herida. Esto significa que estáis en una zona de dolor y ahora mismo sólo podéis estar presentes cada cual consigo mismo y, como mucho, comentarle a tu pareja de manera sutil y suave “noto que te has desconectado” o “noto que me he desconectado”.

Dependiendo del lado de la desconexión en el que te encuentres, si te sientes abandonado/a por él o ella tras su desconexión, quizás tú comienzas a sentir tu herida también, por lo que es muy probable que te invada un sentimiento de rabia e ira o de tristeza. Ahora sois dos personas en contacto con su herida y eso os impide compartir vuestro amor desde ese lugar.

Para que este temor desaparezca con éxito es necesaria la ayuda y el apoyo de la pareja.

El Respeto y la Comprensión son los ingredientes indispensables para disfrutar del estado meditativo y del sexo

La pareja, en un momento así, cumple un rol importante. El proceder de la otra parte debe ser de respeto y comprensión, entendiendo que el otro/a está pasando por un momento difícil y que no tiene porqué ser él o ella el motivo de la desconexión sexual.

Si hay respeto y comprensión, las dos personas ahora desconectadas pueden abrirse y comunicar algo, incluso recuperar su conexión. Sin embargo, no hay prisa.

Ahora es momento de que estéis cada uno consigo mismo para recuperar, ante todo, la armonía interna, aquella que se genera cuando cesa la lucha entre lo que debería estar ocurriendo y lo que realmente está ocurriendo.

¿Cómo prepararte para escuchar el audio de la meditación?

  1. Encuentra un espacio donde estés cómoda/o, a poder ser, dentro de la misma cama o, al menos, habitación.
  2. Te estás preparando para una sesión de contacto contigo mismo/a, evita ahora el contacto físico con tu pareja.
  3. Son 37 minutos de meditación en la que te estará guiando una voz femenina pero antes de poner el audio, respira de forma continua y generosa durante dos o tres minutos, notarás que la ira o la emoción que te estaba llevando a la desconexión comienza a disiparse.  

Si hay una buena intimidad, cada uno se hará cargo de lo que le está ocurriendo a sí mismo/a y se dará cuenta de lo que le ocurre al otro/a.  

Escucha la Meditación tantas veces como lo necesites

Ahora es momento de estar en presencia con lo que hay. Estar presente significa estar sintiéndote a ti mismo, tu respiración, tus latidos del corazón o, si hay alguna tensión en el cuerpo. Date cuenta de tu postura, de si retienes el aire al inhalar o si haces una pausa muy larga tras la exhalación. Dejad que sea una respiración fluida y continua. Permaneced estirados boca arriba, sin almohada. No contactéis físicamente, cerrad los ojos y escuchad.

En caso de querer leer la meditación. Aquí os dejo el texto. 

Ahora nadie más que tú se encuentra en este lugar
Estás ocupando un espacio que nadie más puede ocupar
Ahora Este es tu espacio

Deja caer tu cuerpo sobre el lugar donde estás
Siente el soporte que éste te brinda
Confiando en que acogerá todos tus movimientos
Siente la resistencia que ofrece en tu espalda cuando llenas tus pulmones de aire
Deja que esa misma resistencia se diluya mientras acompaña armoniosamente la salida del aire de tus pulmones.
Permanece aquí y ahora respirando. Tomando consciencia de tu respiración.

Te invito a apoyar la planta de los pies sobre la superficie. Dobla las rodillas
Quizás ahora puedas sentir el sacro (parte final de la espalda) reposando relajado
¿Puedes sentir el espacio que ocupa?

Siente si la apertura de las piernas es cómoda, aproximada a la altura de las caderas
¿Las puntas de los pies miran hacia delante?
Rectifica si no es así

Si te has dado cuenta de que la curvatura que mantenía algunas vértebras elevadas
ahora ha desaparecido
Tal vez puedas apreciar que se están relajando poco a poco
con cada exhalación

Toda la columna se apoya cada vez más sobre su soporte
Los omóplatos se dejan caer hacia atrás
Y tal vez notes que el pecho se abre un poco más
Y, ahora cabe un poco más de aire
Señal que vas por buen camino

Sientes los pulmones llenándose en la inhalación ?
Tal vez te das cuenta de que, al mismo tiempo, de forma natural,
las lumbares se curvan un poquitín, el ombligo se acerca al techo
y tu barbilla viene hacia abajo

Y, si ahora estás exhalando,
tal vez aprecies como, muy sutilmente, las lumbares recuperan la línea
mientras el ombligo va bajando y la barbilla va hacia atrás
permitiendo a la cabeza relajarse hacia atrás también

Presència lo que está acontenciendo

Te invito a que pruebes a sentir la planta de los pies al final de la exhalación
y a que presiones un poquitín sobre el suelo
siente si eso te ayuda a liberar las lumbares y a sacar todo el aire

Siente las ingles

Te das cuenta si estás manteniendo alguna tensión innecesaria ahora mismo?
Te invito a soltarla

Estás presenciando esta ola respiratoria en todo tu cuerpo

Tal vez sientas que es la respiración la que mueve tu cuerpo

Te invito a dejarte llevar por ella

Siente toda la pelvis implicandose

Siente el recorrido del aire dentro desde el perineo hasta la cabeza

Este es el movimiento natural de un orgasmo

Ahora permite cualquier movimiento espontáneo de tu cuerpo

Permite la vibración de las piernas si acontece de forma natural

Permanece presenciando

La energía manifestándose en ti

Siente si te apetece compartir ese estado con la persona que está a tu lado
Quizás ahora sea tu energía la que desea compartirse a sí misma
Deja fluir tu cuerpo,
Respeta el ritmo orgánico de tu sistema
Date cuenta de tu necesidad de contacto y de retirada

¿Sigues estando presente contigo?

Presénciate y, a la vez , muy poco a poco
agranda el campo de consciencia y acoge también la energía de tu pareja
Permite que sea tu energía la que lo invita,
relájate en ese acercamiento
Permite lo que sucede
Acoge lo que acontece ahora

 



Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X