dos chicas jovenes y felices leyendo un libro en la ventana

Error de pensamiento: Creer que se tiene el super poder de leer la mente de las otras personas

Reto de cambio: Confiar en las palabras de las personas antes que en los propios pensamientos

Cuando tenemos la certeza de que sabemos lo que la otra persona esta pensando, sintiendo o deseando debemos rápidamente averiguar que nos hace pensar eso si no queremos caer en el error de pensamiento de “leer la mente”. Son muchas las pruebas que nos hacen estar más seguros/as del motivo de porque una persona hace una cosa. Sin embargo, por muchos años de relación siempre es aconsejable compartir nuestros pensamientos como una posibilidad y que sea la propia persona quien confirme si estábamos en lo cierto o no. Las personas somos dinámicas, cambiamos día a día a raíz de nuestras vivencias; por muy íntima que sea la tu relación con tu pareja y/o familiares, es mejor pensar que no llegarás a conocerlos tan bien como para saber que piensan y sienten. La comunicación es el mejor recurso para conocer a una persona y saber qué piensa.

Consecuencias de leer la mente

  • Aumenta la probabilidad de equivocarse.
  • Al actuar en base a lo que pensamos, hay una condición errónea e los pensamientos y comportamientos.
  • Se presupone que las personas sienten y reaccionan igual que uno/a mismo/a.

Ejemplos

Pensamientos con lectura mental

«Me está mintiendo. No quiere asumir que se ha equivocado.»

«Pensará que no sé cómo hacerlo.»

Pensamientos sin lectura mental

«Creo que está mintiendo, o tal vez, lo que le ocurre es que tiene miedo a que me enfade. Es verdad que la última vez que me confesó “un fallo” que había cometido le eché una bronca de cuidado. Voy a tratar de averiguar, con tacto, lo que le pasa.»

«Es posible que tenga dudas sobre si sé hacerlo. Voy a comentarle mi experiencia al respecto para que esté más tranquila.»

 

Las intuiciones, igual que las hipótesis, hay que confirmarlas. ¿Qué harás la próxima vez que pienses algo sobre otra persona? Yo te recomiendo que después de analizar la situación, compartas con la persona implicada tus pensamientos. Siempre desde la posibilidad y no como una afirmación de lo que uno/a cree. De este modo esa persona tendrá la oportunidad de aprovar o no nuestros pensamientos. Y reduciremos los malos entendidos como el “yo pensaba que….”

Te animamos a realizar este reto para corregir este error de pensamiento y que nos cuentes tu experiencia en los comentarios.

Aquí te compartimos más retos para corregir otros errores de pensamiento comunes.



Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X