Error de pensamiento: usar a menudo las palabras «siempre-todo-nunca-nada-jamás-imposible»

 Reto de cambio: Disminuir las sobregeneralizaciones

Cómo describimos la realidad hace que sintamos y actuamos como si esta realidad fuera así. El uso de las palabras «siempre-todo-nunca-nada-jamás-imposible» son etiquetas que representan una forma de ver las cosas alejada de la realidad porque hay una exageración y generalización.

Hay una probabilidad muy alta de no escuchar realmente el discurso de una  persona, si pensamos de ella que siempre dice lo mismo. Ejemplo de pensamiento erróneo: “jamás ve algo positivo”. El motivo, le  estamos diciendo a nuestra mente “que ya sabemos lo que nos va a decir esta persona y que no es nada bueno”. De este modo asumes que no habrá información de interés en esta nueva conversación. Es difícil que realmente así sea; y si así lo consideras ¿por qué sigues haciendo ver que escuchas a esta persona? Es importante ser coherente con nuestros pensamientos y emociones. Siempre des del respeto y analizando si hay algún error de pensamiento. Debemos ser sinceros/as con nosotros y las personas que nos rodean.

Consecuencias de utilizar las palabras «siempre-todo-nunca-nada-jamás-imposible»

  • Aumenta la negatividad de la situación y por lo tanto las emociones de
  • malestar ante ella.
  • Disminuye la sensación de poder afrontar y controlar esas situaciones.
  • Disminuye la posibilidad de afrontar con éxito la situación.

Ejemplos

Pensamientos con sobregeneralización

«Mi pareja siempre se queja de lo mismo.»
«No sirvo para nada, todo me sale mal.»

Pensamientos sin sobregeneralización

«Es verdad que, a veces, mi pareja sigue quejándose de las mismas
cosas que en los últimos años. Sin embargo eso solo pasa ocasionalmente, cuando está más cansado del trabajo.»
«Claro que a veces me equivoco, aunque normalmente hago bien mi trabajo y día a día veo los resultados.»

 

Busca en tu discurso, cómo relatas lo que piensas de ti, de otras personas y cómo explicas tus vivencias. Recuerda que ir reduciendo las palabras absolutas, hará que tu recuerdo sea más fiel a la realidad y beneficie la emoción que te genera al recordarlo. Depende de nosotros/as dar nuevas oportunidades a lo que un día no fue como nos hubiese gustado. 

“Las palabras «nunca, siempre, todo o nada» son poligrosas porque no dejan opciones” Walter Riso

Te animamos a realizar este reto para corregir este error de pensamiento  y que nos cuentes tu experiencia en los comentarios.

Aquí te compartimos más retos para corregir otros errores de pensamiento comunes.



Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X