Para que tengas una vuelta al trabajo más llevadera es necesario forzar tu cerebro para que retenga mejor aquellas cosas positivas. Bien puede que te guste tu trabajo actual como que no, sin embargo, pensar en las cosas positivas de tu trabajo actual puede ayudarte como motivación para desempeñar bien tu trabajo.

Pensar en las cosas positivas de tu trabajo también te puede ayudar a:

  • Progresar en el trabajo
  • Mejorar la comunicación
  • Resolver conflictos laborales
  • Ser un buen líder
  • Ser un emprendedor
  • Combatir el estrés y relajarse
  • Mejorar la autoestima
  • Alcanzar objetivos y sueños

Para esto, el analizar tu situación profesional desde que entraste a tu lugar de trabajo hasta ahora, te hará ver con detalle los aprendizajes. Por ello apunta todas aquellas cosas que aprendes a nivel personal y profesional. Yo aprendo a ser… ¿Disciplinado/a? ¿Organizado/a?  Yo aprendo a manejar… ¿Nuevos recursos digitales? ¿Maquinaria innovadora?  Además, en otra lista, anota los errores que cometes; aquellas áreas de mejora. Normalmente durante nuestra jornada laboral conocemos personas y entre ellas tenemos grandes amistades. Tenlas en cuenta en tu valoración.

Es muy importante que intentes responder a estas preguntas con la mayor sinceridad posible: ¿Tu trabajo te mantiene activo? ¿Qué has descubierto de ti mismo? ¿Qué habilidades has adquirido? ¿Aún te da miedo hacer eso que tanto temías?

Te animamos a enumerar las cosas positivas de tu trabajo

  1. ¿Hay buen ambiente laboral?
  2. ¿Recibes remuneración?
  3. ¿Tienes un horario flexible?
  4. ¿Puedes escoger tus vacaciones?
  5. ¿Te permiten ser creativo?

Si te gusta en lo que te desempeñas y además ves las cosas positivas de tu trabajo, tendrás mayor predisposición a hacer un buen trabajo, es decir, estarás motivado/a. Intenta disfrutar de las cosas buenas de tu trabajo y aprovechar cada oportunidad para reinventarte.

“Las personas más felices son las que abrazan, momento a momento, lo que sucede en el ahora, viven enfocadas en el presente, y perciben la realidad con mayor claridad y objetividad.”

Crea energía positiva, responde con una sonrisa a tus compañeros, porque así es más que probable que recibas una de vuelta. Si estás alegre y llevas  esa alegría a tu espacio de trabajo, contagias la alegría y de seguro, mejoras el desempeño de la empresa.

Márcate objetivos que te ayuden a enfrentar la vuelta al trabajo con una sonrisa. Ver más aquí.

Compártenos tu experiencia, y anima a otras personas a participar.

 



Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X