El que se hayan acabado las vacaciones no significa que en ese momento se acabe nuestro ocio, porque aún podemos seguir disfrutando de las cosas que nos gusta hacer, aunque quizás no con la frecuencia que quisiéramos. Sin embargo, indudablemente, el continuar realizando actividades recreativas a la par que se trabaja, te mantendrá con más energía, más motivado/a, y hará la vuelta al trabajo más tolerable.

Continuar haciendo actividades recreativas te ayudará a:

  • Recuperar energía
  • Conciliar la vida familiar y laboral
  • Combatir el estrés y relajarse
  • Mejorar la autoestima
  • Salir de la rutina
  • Aprender a poner límites

Quizás al final de un largo día de trabajo lo que más te apetezca hacer es ir a casa a descansar. A pesar de ello, te sugerimos que salgas. Haz un paseo nocturno. Sal a tomar el fresco al parque, el contacto con la naturaleza nos hace sentir mejor. Tienes que salir, ver a tus amigos, pasear y hacer todas aquellas actividades que más disfrutes. De esta manera, cada día llegarás a tu trabajo con una sonrisa. ¡Continua pasándolo bien! Si lo haces así durante los primeros días, retornar al trabajo será mucho más llevadero.

Varias opciones de actividades recreativas

Puedes quedar con amigos para ir a cenar, apuntarte a clases de yoga, hacer actividades que te servirán para estimular tu mente, tu creatividad, y recuperar el ritmo después de las vacaciones.

Puede hacer el descanso para tomar el café fuera de la oficina o de tu lugar de trabajo: en una terraza, un jardín o cerca de una fuente. ¿Qué te parece? Se acerca el otoño, y aún se puede disfrutar del buen tiempo.

Otra opción es que distraigas tu mente planificando alguna escapada en un fin de semana o quizás para los próximos días de fiesta. Te mantendrá animado y pensar en ello, fijo eso te pone una sonrisa en la cara, ¿no?

Continuar realizando actividades recreativas es importante para desconectar, recargar pilas y poder rendir en el trabajo.

“No cuentes los días, haz que los días cuenten”. Muhammad Ali.

Cuando retomes la rutina laboral, recuerda que cuando acabes tu jornada laboral debes destinar un tiempo para estar con la familia o con los amigos o hacer las actividades que te gusten. Para poder superar el síndrome postvacacional es primordial que no te lleves trabajo a casa y evites preocuparte por lo que te espera al día siguiente.

Márcate objetivos que te ayuden a enfrentar la vuelta al trabajo con una sonrisa. Ver más aquí.

Compártenos tu experiencia y anima a otras personas a participar.



Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X