Si respondiste con un  rotundo: Felicidades por empezar este maravilloso camino del autoconocimiento seguro/a y decidido/a. Este proceso te va a permitir afrontar los cambios de manera favorable y sentir que vives una vida más satisfactoria. La intención es salir fortalecido/a de tus experiencias y aprender a adaptarte.

Si respondiste con un dudoso: Felicidades también, por querer empezar los cambios a pesar de la incertidumbre y la autodesconfianza. Con el fin de reducir este estado emocional, informarte que estamos predispuestos/as al cambio. Nuestra capacidad humana no es estática, está en constante transformación. Así que confía en ella y disfruta del proceso de crecimiento personal que vas a empezar.

Si respondiste con un no: No hay una felicitación por mi parte, aunque como son muchos los factores que impiden empezar el camino del desarrollo personal. Solo puedo invitarte a continuar leyendo este artículo, y al final de él volverte a hacer la pregunta. El mayor beneficio de querer ser una persona auténtica es para la propia persona, así que debes ser tú quien vea los beneficios del progreso.

Los dos ingredientes indispensables para ser una persona extraordinaria

1.-Motores con capacidad de generar cambio 

En los motores de aprendizaje, debemos realizar cambios en nuestra manera de observar y pensar para que cambie nuestros comportamientos. Una buena manera de empezar es cambiando nuestra visión de nosotros/as mismos/as y del mundo, con el fin de conectar más con nuestra esencia. 

Primer cambio: hacerte las preguntas quién soy, qué me gusta y qué quiero

Cuando nos hacemos estas preguntas con frecuencia, vamos disminuyendo poco a poco los automatismos y aumentamos las reflexiones internas sobre uno mismo/a. Este cambio hace que nuestra mente piense con anterioridad y nuestro cuerpo actúe según nuestro criterio. Un criterio revisado y más favorable; con menos juicios y excusas.

Segundo cambio: tomar conciencia de la presión social

Tener mayor conciencia de la presión social permite saber porqué haces las cosas; si por ti o por la tendencia de la gente. De este modo, te será más fácil ser fiel a tus valores y a las creencias que te hacen preferir unas cosas en lugar de otras. Al conocerlas, debes evitar  actuar o pensar lejos de tus valores porque cuando esto es así, reduces tu malestar emocional. 

Tercer cambio: valorar las cosas positivas por encima de las negativas

Durante nuestras experiencias diarias, es importante hacer una valoración que sume a nuestra manera de ser. Un buen modo, es aceptarla tal como a sucedido y no pensar en aquello que pudiese haber pasado. Cuando vivimos con esta mentalidad, se reduce el propio malestar mental y emocional porque confiarás en ti y en tu entorno; alejándote de los pensamientos negativos, las emociones desfavorables y las actitudes tóxicas. Innecesarias y limitantes para crear una vivencia agradable.

2.-Combustibles que produzcan el cambio 

Todo el mundo tiene pequeñas dosis de los combustibles que hacen mover el engranaje hacia nuestro objetivo, ser una persona extraordinaria y fiel a sí misma. La clave está en la cantidad y el momento de administración. No te frustres si no encuentras la receta a la primera, se necesita tiempo para autoconocerse. Lo más importante es nutrirte de: Entusiasmo, motivación, optimismo, flexibilidad, admiración, agradecimiento y de emociones favorables como alegría, amor, placer, interés, ilusión, sorpresa, serenidad…

Para aumentar sus dosis debemos, por un lado, valorar el progreso antes que el resultado. Y, por otro, tener el convencimiento que estás dando lo mejor de ti. El camino no se realiza en un día, sino por pequeños y continuados pasos. Al estar en constante cambio, necesitamos actualizar aquellas facetas que quedaron obsoletas o ya no cuadran con nuestros valores, ideales, etc. Un método es tener relaciones sociales sólidas, estrechas y de confianza con las que poder hablar de uno/a mismo/a. 

Sin olvidar, y continuando con la metáfora de la maquinaria, también necesitamos revisiones periódicas con profesionales del crecimiento personal y el autoconocimiento. Solo de este modo, podremos ser realmente conscientes de las áreas personales que necesitan mejorar y saber cómo incorporarlas.

“Loco es aquel que haciendo siempre lo mismo, espera resultados distintos”

(Albert Einsten)

Psicóloga – Carla López Mas

 



Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

0 Comentarios
 

Informaciones que se difunden a usuarios (clientes):

Inicia Sesión con tu Email o Nombre de Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?

X
X
X